El baterista Antonio Sánchez, en Bellas Artes

noviembre 23, 2016

El famoso baterista mexicano, Antonio Sánchez, se presentará en recital en Bellas Artes el sábado 26 de noviembre a las 19:00h.

La historia empezó a contarse cuando tenía 5 años y se sentó a pegarle a los bombos y platillos de una batería.


“Fue por casualidad que llegué a la música. La curiosidad por improvisar y el sentido de libertad que encontré en ella me engancharon”, cuenta Antonio Sánchez, músico originario de la Ciudad de México.

El baterista, de 45 años, estudió piano en el Conservatorio Nacional de Música, pero más tarde le fue concedida una beca para especializarse en ejecución de jazz en el Berklee College of Music de Boston, donde se graduó con honores a finales de los años 90 para después irse a vivir a la Gran Manzana.

“En 1997 tomé la decisión de irme a Nueva York, una ciudad que no ha sido fácil, pero que me ha permitido conocer a los jazzistas más importantes del mundo, como Pat Metheny, Chic Corea, Scott Colley y Chris Potter, con quienes también he podido trabajar”, indica el nieto del actor Ignacio López Tarso.

Aún guarda su primera batería, una Tama azul a la que poco a poco le sumó más aditamentos. La conserva como un tesoro de los tiempos en que su madre intentó hacerlo mirar a otros horizontes.

“Lo que quería era hacer cierto tipo de cosas, con cierto tipo de gente, así que tuve que mantenerme firme en lo que buscaba y moverme al lugar indicado”, agrega el baterista. A finales de los 80 y principios de los 90, que fue cuando se metió de lleno en la música y la batería, la Ciudad de México nada más contaba con un club de jazz, situación que empezó a cambiar a principios de este siglo con nuevos espacios y festivales.

Baterista, compositor y educador, lleva una larga trayectoria en el jazz como solista y también baterista en el grupo de Pat Metheny, con quien ha trabajado en casi todos los proyectos del prestigiado guitarrista y grabado ocho álbumes, tres de ellos ganadores de Grammys.

Sánchez ganó un Grammy por la música que escribió para la película Birdman, de Alejandro González Iñarritu, y también ha escrito la música para un documental del español Fernando León de Aranoa y la cinta británica, Hipopótamo. “Lo que me gusta del jazz es su libertad. No hay artificios. Tocas o tocas. Mi presencia en el cine tiene que ver justo con eso, con el hecho de explorar y experimentar aunque debes estar consciente de que el resultado final no está en tus manos,” puntualiza.

Fuente: Felipe Hernández, agencia Reforma, publicado en El Sur, Acapulco, Gro.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí