Compositores vistos por sus contemporáneos

marzo 24, 2017

Muchos cantantes del siglo XIX escribieron sendas autobiografías en las que relatan impresiones, recuerdos y aventuras que brindan una visión valiosa de la vida musical en ese siglo. A continuación, tres ejemplos escritos por cantantes ingleses.

En su libro Reminiscencias, de Michael Kelly, de 1825, el autor escribe sobre Mozart: “Era un hombre de figura muy pequeña, muy delgado y pálido, con una gran melena de pelo rubio de la cual era muy vanidoso… Siempre me recibía con amabilidad y hospitalidad. Le gustaba mucho el ponche que le ví beber en grandes cantidades. También era gran aficionado al billar y tenía una excelente mesa para jugar en su casa”.

Henry Phillips, describe al ignominioso Niccolo Paganini: “Era una figura fantasmal, delgado, alto, pálido como la muerte , con una gran cabellera negra y lustrosa que le llegaba hasta los hombros, brazos largos y dedos huesudos. Parecía de otro mundo al deslizarse hasta el centro del escenario. En suma, el efecto era tan extraño, tan irreal, que el público verdaderamente se estremecía al verlo”. Henry Phillips: Musical and Personal Recollections During Half a Century (1864).

En su libro de recuerdos, Student and Singer: the Reminiscences of Charles Santley (1892), el autor narra la visita que le hizo a Rossini en su residencia parisina en 1862: “Visité a Rossini…y me pasaron a una pequeña habitación donde él estaba sentado, con la cara enjabonada, una toalla alrededor del cuello, esperando al barbero que aplicara su navaja para rasurar. Por supuesto de inmediato me vino a la memoria la escena de su Barbero de Sevilla”.

Fuente: Vocal Opinions, en BBCmusic.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí