El éxito de la ópera de León

Diciembre 15, 2013

El Teatro Bicentenario de León, Gto., tiene una intensa actividad, además de lo que realiza con Bellas Artes. Su director, Alonso Escalante se ha propuesto hacer no solo tres montajes al año sino pretende seducir al público de la región y que éste sea cada vez más exigente con la oferta operística. El espacio originalmente se iba a llamar “teatro de la ópera” y se construyó con infraestructura de vanguardia, lo que ofrece una gran acústica. Hasta el momento se han realizada cuatro óperas “leonesas” en dos años y medio, además de La viuda alegre, “obras de repertorio que pudieran ir introduciendo a la gente poco a poco a la lírica”, señala Escalante: Madama Butterfly (abril 2013), Rigoletto (agosto 2013), en colaboración con Bellas Artes; La cenicienta (septiembre 2013). Las tres funciones por montaje que se ofrecen han tenido sala llena y boletos vendidos con anticipación, incluso ha venido público de Estados Unidos. Escalante cree que el éxito se debe a que la programación de títulos es “muy adecuada”, los montajes son muy cuidados y el elenco es nacional en su mayoría pero son grandes figuras internacionales que nunca han cantado en México. “Cuando se levanta el telón hay magia en el escenario, elencos redondos, una propuesta contemporánea, una ópera para disfrutarse con todos los sentidos”.

El éxito de las óperas del Teatro Bicentenario es tal que teatros de otros estados las han solicitado: además de Rigoletto, que se va de gira gracias al apoyo de Bellas Artes, pronto pisarán otros escenarios La viuda alegre y La cenicienta. Alonso Escalante y su equipo esperan “seguir posicionando a León” y ya trabajan para que en el 2014 se presenten Tosca, La Traviata y El Barbero de Sevilla.


Fuente: Kennia Velázquez, en El Economista

Comentarios

Música Clásica en Línea