El Sistema en México: orquestas juveniles

Publicado: septiembre 6, 2015 Última Modificación septiembre 6, 2015 Por: adminmusica

Francisco Garza Ayala y su socio José Camelo implantaron en Monterrey lo que llamaron el Sistema México.

por Vicente Gutiérrez, en El Economista

Francisco Garza Ayala y su socio José Camelo implantaron en Monterrey lo que llamaron el Sistema México, inspirado en el trabajo del maestro José Antonio Abreu en Venezuela con el Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas Juveniles, Infantiles y Pre-infantiles.

“Hace cuatro años comenzamos a replicar el modelo, inspirados en el Sistema y hemos sido apoyados por José Antonio Abreu y gente de Venezuela. Ahora tenemos cerca de 1,000 alumnos y nuestra idea es seguir creciendo”, dice en entrevista el director de Sistema México, Francisco Garza.

El Sistema (como se le apoda) nació en 1975 y fue diseñado por el maestro Arbeu, quien por medio de la creación de orquestas en zonas de marginación y riesgo comenzó a cambiar vidas. Hoy, el programa se replica en más de 25 países en el mundo y es objeto de estudio ante los resultados positivos. Ha beneficiado a aproximadamente 350,000 jóvenes y creado 180 orquestas juveniles e infantiles. “A través de la música y las orquestas promovemos en los alumnos los valores de disciplina, autoestima, superación, compromiso y trabajo en equipo en los niños y en las familias”, agregó.

En México, se han realizado esfuerzos por replicar o emular el Sistema venezolano, como el Sistema Nacional de Fomento Musical (INBA) y la Orquesta Esperanza Azteca (Fundación TV Azteca) el más exitoso, (al menos en números: en el 2013 recibió un subsidio de 103 millones de pesos de presupuesto federal para las orquestas en sus cinco zonas).

“Nosotros nos enfocamos en familias que perciben menos de tres salarios mínimos al día y vamos hasta donde ellos están para darles instrumentos musicales, clases y estamos teniendo buenos resultados”.

Los socios están convencidos de los beneficios que con lleva la educación musical y actualmente el Sistema México opera con su programa desde tres sedes de Monterrey: la Ciudad de los Niños, Asociación Nacional Pro Superación Personal (ANSPAC) y la Ludoteca Crecer Libre. “Somos una fundación sin fines de lucro y 70% de donativos son de personas físicas y el resto de empresas que nos apoyan”, agrega Garza Ayala.

Hasta ahora el Sistema México se maneja de manera privada y no ha contado con el apoyo del Estado ni de las autoridades culturales. “Apenas nos estamos acercando con el gobierno del Bronco (Jaime Rodríguez) para ver cómo podemos recibir algún tipo de apoyo. La idea es que muchos niños tengan contacto con el Sistema”.

Hace unos días, el Bud Light Hellow Festival anunció que efectuará una donación de lo obtenido en taquilla para el Sistema México. “Vamos muy bien, tenemos una orquesta de selección compuesta con 70 alumnos destacados y hacemos conciertos en diferentes foros, unos 10 al año, y nuestro objetivo es replicar el Sistema por todo el país”, finalizó Francisco Garza Ayala. Para mayor información: el sistema.mx, en Internet.

La iniciativa anterior es un ejemplo más de las distintas réplicas del Sistema venezolano, y esfuerzos coincidentales que diversas organizaciones públicas, privadas o mixtas están efectuando en muchas partes del país, para introducir la música entre los niños y jóvenes como un elemento positivo para un desarrollo personal digno. Es importante destacar dos grandes iniciativas más que funcionan actualmente:

Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca – es una red nacional de orquestas sinfónicas y coros que brinda a niños y jóvenes de escasos recursos una mejor calidad de vida. Es la suma de esfuerzos y recursos de la Cámara de Diputados Federal, SEP, Conaculta, gobiernos estatales, patronatos locales, Grupo Salinas y Fundación Azteca.

Según los datos en su website, a partir de 2009 han integrado más de 80 orquestas sinfónicas y coros; 77 en el interior de la República, dos en El Salvador y una en Estados Unidos. Ha beneficiado a más de 16,000 niños y jóvenes.

Música en armonía, movimiento nacional de agrupaciones musicales comunitarias, es parte del Sistema Nacional de Fomento Musical (Conaculta)que dirige el maestro Eduardo García Barrios.

Hacer de la cultura una herramienta de transformación humana y social, es el objetivo prioritario del Conaculta en esta administración, nacional de agrupaciones musicales comunitarias mediante diversas líneas de acción contribuirán a fortalecer la identidad nacional y con ello, renovar el tejido social.

El quehacer musical en grupo es uno de estos ejes estratégicos, ya que fomenta valores como disciplina, trabajo en equipo y sentido de pertenencia. En este sentido, la música es utilizada como un medio y no como un fin, de tal forma que entre más temprano se establezca un contacto serio con la música, los niños tendrán mayor oportunidad de que con la práctica cotidiana fortalezcan otras dimensiones del ser humano, como son: capacidad de escucha, de concentración, de abstracción, de expresión, de autoestima, criterio, responsabilidad, disciplina, socialización y actitud creativa.

El Conaculta a través del Sistema Nacional de Fomento Musical (SNFM) teje este programa en y para las comunidades, principalmente en aquellas catalogadas como más vulnerables. Para tal encomienda, la estrategia consiste en formar un movimiento de SISTEMAS de agrupaciones musicales comunitarias a nivel regional, estatal o local que sean autogestivos y se encuentren bajo la rectoría artística y metodológica del SNFM.

Podemos definir a un SISTEMA como un conjunto de agrupaciones musicales interconectadas que se apoyan y retroalimentan entre sí, además de estar vinculadas con la comunidad de la cual forman parte. Estas agrupaciones pueden ser orquestas, coros, bandas y ensambles que dentro del SISTEMA al cual pertenecen, comparten entre otros aspectos: recursos económicos, claustro único de maestros, academias por especialidad instrumental, repertorio común, un sistema de capacitación permanente y un amplio acervo orquestal y coral catalogado por niveles de ejecución, del cual, cada agrupación puede seleccionar la música a programar. Hasta septiembre del 2014, Conaculta tiene 114 agrupaciones musicales comunitarias distribuidas en 19 estados de la República Mexicana. Los estados que debido a la cantidad de agrupaciones musicales comunitarias con las que cuentan, ya son un Sistema, son:

Sistema Se’ Wá – Chihuahua
Sistema Renacimiento – Guerrero
Sistema Redes 2025 – Baja California
Sistema Sonemos – Morelos
Sistema Ecos metropolitano – Jalisco
Sistema Bajío – Guanajuato
Sistema Bijeo – Oaxaca
Sistema Potosino – San Luis Potosí
Sistema Jimbani Erándekua – Michoacán

Hay otros estados que si bien por ahora no constituyen un Sistema, sí cuentan con agrupaciones musicales comunitarias: Campeche, Colima, Durango, Estado de México, Puebla, Quintana Roo, Tabasco, Tamaulipas, Yucatán y Zacatecas.

Fuentes: El Economista, Sistema Nacional de Fomento Musical, Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí