Federico Ibarra: Primera sinfonía, con la OFCM

abril 7, 2016

El primer concierto de la nueva temporada de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México (OFCM) será dirigido por Scott Yoo, su nuevo director musical. El programa incluye tres sinfonías: Sinfonía no. 38, Praga, de W.A.Mozart; Primera sinfonía, de Federico Ibarra; y la Sinfonía no. 3, Heroica, de Beethoven.

La Primera sinfonía de Federico Ibarra (1946), fue comisionada por la Orquesta Sinfónica Nacional para memorar el bicentenario luctuoso de Mozart (1756-1791). Fue estrenada el 20 de septiembre de 1991 por uno de sus dedicatorios, el Maestro Enrique Arturo Diemecke. Según el epígrafe de la partitura – “Para una tumba sin nombre – el otro dedicatorio es el propiciador de su encargo: Wolfgang Amadeus Mozart. Eduardo Neri realizó la entrevista con Ibarra que apareció en el programa de mano del día del estreno, y de ella se extraen algunos de los conceptos que a continuación se exponen:

“Producto más que de los cánones clásicos de la concepción germánica de la sinfonía, la primera obra de Ibarra en este género se orienta hacia las transformaciones sinfónicas que efectuaron, por ejemplo, Berlioz (1803-1869), Franck (1822-1890) o Scriabin (1872-1915). Dado que el programa durante el cual se estrenaría esta Sinfonía iba a estar originalmente integrado únicamente por obras de Mozart (lo cual en cierto modo restringía la dotación orquestal disponible para tal ocasión) la obra fue bautizada primigeniamente “Sinfonía de cámara”; cambios en la programación permitieron a Ibarra deleitarse con lo que él considera fundamental en sus ideales estéticos: la experimentación con – otrora – nuevas combinaciones instrumentales. A diferencia de su anterior obra orquestal (Cinco misterios eléusicos, 1979), eminentemente colorística, Ibarra señala que el interés de su Primera Sinfonía reside en el valor de las notas, así como en los intervalos existentes entre los sonidos. De hecho, Ibarra hermana esta sinfonía con su Sonata IV (1990) para piano, pues ambas obras comparten formalmente su estructura en un solo movimiento que aglutina varias ideas.

Fuente: Lázaro Azar Boldo, 1996, en CD Compositores mexicanos del s.XX, vol. 2

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí