El grillo, canción a 4 voces de Josquin Desprez (1450/55-1521)

diciembre 6, 2017

Ensamble Choral Chameleon, dirige Vince Peterson

 

La composición secular en el siglo XVI en Italia estaba dominada por el madrigal; los antepasados ​​musicales de este género incluyen otros dos géneros vernáculos, la lauda y la frottola. La religión popular italiana fomentó el crecimiento de la lauda, ​​que combinaba textos simples en latín o italiano con texturas musicales igualmente simples; la frottola sirvió como su equivalente secular. En manos de Bartolomeo Tromboncino, el compositor de frottole más prolífico del siglo XV, las características comunes del repertorio incluían formas de estribillo cerradas, una textura simple, a menudo homofónica, y un texto vernáculo alegre. Josquin Desprez, que pasó muchos años trabajando en Italia, produjo tres frottole, de los cuales El grillo es hoy el más conocido (aunque todavía hay dudas sobre la precisión de la atribución).

 

El texto jovial habla del “espléndido cantante”, el grillo; esto se supone que se refiere a uno de los colegas musicales de Josquin, el cantante Carlo Grillo (que lleva el apellido del insecto). La ambientación musical de Josquin es a menudo ilustrativa, como en el ejemplo en el que dos voces literalmente “sostienen una nota larga” como lo sugiere el texto. (Otras obras en la colección impresa de frottole de Ottaviano Petrucci, en la que aparece El Grillo, imitan al gato, el cisne y la grulla). Parejas de voces alternan juguetonamente sus llamadas para que el grillo se “ría, cante y beba”. Los versos del poema, principalmente cordales, están ricamente dotados de dobles sentidos que describen la destreza reproductiva del grillo.

 

Fuente: Timothy Dickey para allmusic.com

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí