Handel, “el más genial de todos los compositores”

George Frideric Handel
octubre 4, 2017

Por Francesco Milella

Era el 1824. Ludwig van Beethoven, enfermo y aplastado por una vida a punto de llegar a su capítulo final, recibe la inesperada visita de su amigo Johann Stumpff, famoso constructor de pianos y arpas. A pesar de la  total sordera del compositor alemán, entre los dos músicos comienza una amena discusión que Stumpff, años después, transcribe en su totalidad: Todo inicia con una pregunta, sencilla, casi irrespetuosa, a Beethoven:

«¿Usted quién cree que haya sido el más grande compositor de la historia?». El genio alemán no lo pensó dos veces y contesto inmediatamente: «¡Handel! Ante  él me pongo de rodillas.»

Frente a tanto entusiasmo, Stumpff le pregunta: «Me imagino que usted, siendo artista incomparable en el mundo de la música y apasionado defensor de este compositor, poseerá muchas de sus partituras». Beethoven, demasiado pobre incluso para poder vivir dignamente, admitió con honestidad «¿Yo? ¿Cómo habría podido conseguirlas?». Dos años después, pocos meses antes de que Beethoven muriera,  – hay que dejarnos contagiar por la retórica de este cuento – Johann Stumpff le regaló muchas de sus partituras.

Gerhard von Breuning, buen amigo de Beethoven, recuerda con estas palabras su reacción: «Miren, estas me los acaban de dar. Estas obras me han regalado inmenso placer. Por mucho tiempo deseé poseerlas, porque Handel es el más grande, el más genial de todos los compositores. De él, ¡hay mucho que aprender!»

Leyendo esta breve historia, más anecdótica que real, no es difícil identificar al protagonista. Beethoven, claro, no deja de impresionarnos con su severa humildad, su espontaneidad y su generosidad sin filtros a pocos meses de su muerte.

George Frideric Handel

George Frideric Handel (fotografía tomada de http://www.classicfm.com/composers/handel/)

Pero el que domina la anécdota, casi como un dios a quien rezar cotidianamente, el que brota iluminando los ojos del viejo Beethoven es Georg Friderich Handel.

Habían pasado casi setenta años de su muerte, ocurrida el 14 de abril de 1759. Mozart había realizado transcripciones de su Mesías y de la Oda a Santa Cecilia. También Haydn se había acercado con admiración a sus partituras. A pesar de que sus obras rara vez fueran interpretadas públicamente (para volver a escuchar sus óperas habrá que esperar el siglo XX), su nombre seguía circulando entre los grandes compositores.

Para Beethoven, Handel era un apellido que inspiraba respeto y admiración incondicionada. Para el genio de Bonn, como para muchos otros compositores de su época, Handel era sinónimo de perfección, de ingenio musical y sensibilidad, de maestría en el contrapunte y en la armonía, pero sobre todo de sentimiento musical. En él, tanto los autores neoclásicos como los románticos encontraron un modelo, o, como dijo el mismo Haydn, «el maestro de todos nosotros». Y tal siguió siendo por todo el siglo XIX.

También te puede interesar: Christie interrumpe el ‘Mesías’ de Händel en Madrid por un teléfono celular

Hoy, en realidad, damos por descontadas todas estas citas. Aceptamos sin condición las palabras de Beethoven y de Haydn: la autoridad de estos compositores es para nosotros indiscutible, pero sobre todo es indiscutible lo que ellos opinan sobre un genio como Georg Friderich Handel. Efectivamente, ¡no podría ser de otra manera frente al padre de oratorios como el Mesías y de óperas como Alcina y Giulio Cesare! Pero, la verdad, nos equivocamos. Handel es un compositor que merece mucho más que una ciega aceptación.

Para nosotros, acercarnos hoy a Handel quiere decir preguntarnos sobre su genio musical. Esto no significa discutir con los que, como Beethoven, se doblan frente a su grandeza, sino ir más allá de lo habitual, descubrir las nuevas maravillas que los recientes estudios nos desvelan y nos comparten y, sobre todo, analizar las razones de tanta belleza.

¿Por qué Handel ha despertado y sigue despertando tanto entusiasmo? ¿Por qué su música no ha dejado de fascinar a generaciones de aficionados? ¿Qué es lo que hace de Handel un compositor de otro nivel?

Estas son las preguntas a las que, a partir de hoy, trataremos de dar una respuesta, con el ciclo que hoy comienza en Música en México. Un ciclo de reflexiones, de anécdotas, de análisis, de historias y secretos sobre la vida y las obras de Handel, «el más grande, el más genial de todos los compositores».

Coronation Anthems, George Frideric Handel

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí