El humor en la música

Publicado: septiembre 21, 2016 Última Modificación septiembre 21, 2016 Por: adminmusica

El notable pianista y destacado escritor, Alfred Brendel (1931), aporta este sentir sobre el humor en la música:

 

“¿Puede ser cómica la música sin el auxilio de la palabra o del escenario? Yo creo que sí. Solo la intención cómica da pleno sentido a obras como la Sonata en do mayor del último Haydn, la Sonata núm.1, op.31, de Beethoven o – estoy plenamente convencido – su Heroica y las Variaciones Diabelli. Una de las grandes hazañas de Haydn fue haber introducido el humor en la música absoluta. Según Georg August Gresinger, Haydn poseía la facultad de ‘arrastrar al oyente, mediante giros traviesos y aparentemente serios, al paroxismo de lo cómico’. Para Beethoven, lo sublime era algo tan familiar como su opuesto (Jean Paul denominaba el humor ‘lo sublime al revés’). Mientras que Mozart desplegaba su humor en la ópera, en Haydn y en Beethoven el humor hace su aparición en forma de transgresiones del orden clásico. Para los románticos, el orden ya no era algo dado sino que el individuo debía descubrirlo en su interior o crearlo. La música del siglo XX tuvo cómicos grotescos de gran nivel en Ligeti o en Kagel.

 

El problema con lo cómico es que puede percibirse de diferente manera o ni siquiera percibirse. Algunas personas se sienten muy por encima de la risa y consideran la seriedad como una prueba de madurez humana. Platón quiso prohibir la risa. La antigua jerarquía de la estética que coloca en las esferas altas a la tragedia y en las inferiores a la comedia sigue produciendo su efecto”.

 

“A veces río, bromeo, juego, soy un ser humano”, Plinio el joven.

 

Fuente: Alfred Brendel, De la A a la Z de un pianista, trad. de Jorge Seca, Acantilado, Barcelona, 2013.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí