Javier Camarena impulsará a nuevas voces

Publicado: febrero 5, 2015 Última Modificación febrero 5, 2015 Por: adminmusica

Luego de su rotundo éxito en el MET de Nueva York y de su participación en Maria Stuarda con Joyce DiDonato en España, el tenor mexicano Javier Camarena (1976) aseguró que este año lo dedicará a conquistar Europa y a impulsar internacionalmente la carrera de algunos jóvenes cantantes que se han consolidado como promesas en México. Es el caso de la soprano Karen Gardeazabal, el tenor Juan Enrique Guzmán y las mezzosopranos Guadalupe Paz y Angélica Mata.

“El año 2014 fue trascendental en mi carrera, desde los sucesos en el MET y el Festival de Salzburgo, hasta La hija del regimiento en el Teatro Real de Madrid y ahora con Maria Stuarda, he tenido la oportunidad de consolidar un repertorio que me ha permitido presentar mi voz al máximo, y bueno este año me dedicaré a todo Europa”, detalló a Excélsior.

Sobre las promesas mexicanas que impulsará en el futuro, el tenor mexicano considera a la mezzosoprano Guadalupe Paz y a la soprano Karen Gardeazabal, esta última una de las intérpretes con un gran futuro, no sólo por haber ganado el Concurso de Canto Carlo Morelli en 2012, sino porque poco a poco se ha consolidado en su quehacer operístico.

“Todos son grandes cantantes que ya han hecho cosas importantes. Hablo desde luego de Gardeazabal, es una cantante muy joven, con quien he tenido oportunidad de cantar en diferentes ocasiones; es una chica muy estudiosa y dedicada a quien me gustaría apoyar en su quehacer”, expresó vía telefónica desde España.

¿Qué otros intérpretes tiene en mente?, se le pregunta. “Sería difícil hablar de todos y no quisiera olvidar a ninguno, pero está un joven de Monterrey, Juan Enrique Guzmán, un tenor lírico, muy ligero que se ha abocado mucho al repertorio de Rossini que, como sabes, he trabajado mucho”.

También hay una mezzosoprano llamada Angélica Mata, añadió, quien se ha abierto paso en diferentes concursos. “Hay otro joven, pero no recuerdo ahora su nombre. Lo cierto es que voy viendo uno por uno y dependiendo cómo avanzan y si me gustan, sondeo qué piensan sobre la carrera, qué les motiva y sobre eso tomo decisiones”, explicó.

Al extranjero De momento, Camarena participará en la gala “Javier Camarena y los grandes de la lírica mexicana”, en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, en Bogotá, junto con Guadalupe Paz, Karen Gardeazabal y el barítono Jorge Lagunes, como parte de este trabajo para impulsar las grandes voces mexicanas en el extranjero.

“Para este concierto recibí la invitación de Jaime Suárez y de Gerardo Kleinburg, quienes tuvieron contacto directo con la gente en Colombia. Y ahí surgió la idea de la gala de ópera en la que pudiéramos conjuntarnos por primera vez, con un repertorio equilibrado, para los grandes cantantes que hoy tiene México”.

¿Tiene la idea clara de abrir brecha a los jóvenes intérpretes mexicanos?, se le cuestiona. “Aún no incursiono como jurado para dar un premio, pues hace diez años, cuando me tocó ganar el Morelli, lo más importante era trabajar… salir del aula, experimentar en diferentes espacios, con diferentes acústicas y producciones, como actor en una producción de ópera”, aseguró.

“Por eso he estado al tanto de los jóvenes cantantes y voy descubriendo a quiénes me interesa apoyar para que se desarrollen; quienes menciono son gente muy capaz, dotados de una voz muy linda, estudiosos y dedicados”.

De acuerdo con el programa, la gala “Javier Camarena y los grandes de la lírica mexicana”, que se realizará el 6 de febrero, incluirá piezas como: Così fan tutte, de Mozart; Rigoletto, de Verdi; La donna del lago, de Rossini;L’elisir d’amore, de Donizetti, además de Va! Laisse couler mes larmes, de Massenet; Si ritrovarla, io giuro, de La Cenerentola; Chi il bel sogno di Doretta, de La rondine de Puccini, y

Ah, mes amis, de La hija del regimiento, de Donizetti. Al respecto fueron consultados dos de los jóvenes que serán apoyados por Camarena. Por un lado, Gardeazabal expresó que se siente muy apoyada por el intérprete: “Conocí a Javier desde el Morelli, aunque cantamos en Oaxaca hace un año y ahora me ofreció esta invitación. Para mí es un gran orgullo por todo el éxito que ha tenido Javier, y estoy segura de que este concierto será un gran despunte para mi carrera”.

Por otro lado, el tenor regiomontano Juan Enrique Guzmán expresó su satisfacción por ser uno de los intérpretes que Camarena observa. “Para mí es un gran honor que un gran artista como él se interese en impulsar nuevos talentos; no cualquiera lo hace y esto revela su gran calidad humana; yo lo admiro y desde las primeras veces que hablamos se mostró muy interesado, dándome consejos que me han ayudado mucho. Es algo invaluable”.

Conquistar Europa

Durante la entrevista, Camarena habló sobre sus proyectos para 2015. “Este año será prácticamente toda Europa, pues ya tengo compromisos en Múnich, Viena, un par de conciertos en España, y para la segunda mitad del año trabajaré para la ópera de Zurich”.

¿Agendará este año algún concierto en México? “Para mí, la presencia en México es de lo más importante, pero estamos en vías de organizar una mini gira por nuestro país en mayo, pero faltan muchos detalles. Sólo puedo decirte que ésta se desarrollará principalmente en provincia y que no serán muchas fechas, pero faltan cosas por concretar”.

En tanto, adelantó que los días 1, 3 y 7 de marzo de este año trabajará en Múnich con la ópera La Cenerentola, de Rossini, en el papel de Don Ramiro. “Cantaré esta ópera por primera vez en ese teatro y luego viajaré a Viena, donde regresaré con El barbero de Sevilla y La italiana de Argel. Luego iré a Bilbao, Verona y Zurich, donde participaré en Falstaff, de Verdi; El viaje a Reims, de Rossini, y Don Pasquale, de Donizetti.

¿El viaje a Reims es algo nuevo en su repertorio?, se le pregunta. “Sí, será un debut con el rol del Conde de Libeskonf, en la ópera de Zurich, que es una nueva producción; básicamente es una ópera cómica, muy divertidísima y, para quien no la conozca, su música es parecida a El Conde Ory.

Por último, el intérprete dijo que, a medida que su carrera madura, deja de lado a Rossini. “A mí me gusta mucho y sé que lo puedo resolver, pero no el compositor con el que más comodidad siento, por lo que me acerco cada vez más a Bellini y Donizetti, que llevan una línea de canto mucho más basada en la vertiginosidad”.

De hecho, dijo que interpretar Maria Stuarda entre diciembre pasado y enero en España fue una pequeña incursión más lírica. “Así que en los próximos años estaré pisando el terreno de tenor lírico con Lucia di Lammermoor y Roberto Devereux, quizá estaré pronto a presentar unRigoletto y en unos años más la Traviata o Los pescadores de perlas”, ópera que le gustaría interpretar en México pero con la voz descansada.

Fuente: Juan Carlos Talavera, en Excelsior

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí