José Mojica y Prokofiev

enero 25, 2017

El tenor lírico mexicano José Mojica (1896-1974) fue en las décadas de los veinte a los cuarenta, uno de los cantantes más  conocidos  internacionalmente, tanto en los escenarios de ópera y concierto como en el cine y la radio y múltiples grabaciones.  Apadrinado por Enrico Caruso, Mojica fue seleccionado para uno de los papeles estelares en el  estreno mundial en 1921, en el Auditorio de Chicago, de El amor por tres naranjas  la famosa ópera de Serguéi Prokófiev  (1891-1953). La primera función de esta obra en Rusia no ocurrió sino hasta 1926, en Petrogrado (hoy San Petersburgo).

Quizás la parte más conocida e identificable de El amor… es la Marcha, difundida frecuentemente por la radio y en su transcripción para piano. La reacción inicial a El amor por tres naranjas fue de cierto rechazo – “jazz ruso con adornos bolcheviques” pero la intención de la ópera era burlarse de todo. Prokófiev fue comisionado por la Asociación de ópera de Chicago para escribir una ópera durante su primera – y exitosa – visita a Estados Unidos en 1918. El libreto está basado en una obra de Carlo Gozzi en la tradición de la commedia dell’arte, a su vez, basada en un cuento de hadas de Giambattista Basile (1575-1632). El libreto fue adaptado por Prokofiev de la traducción al ruso, modernizando algunas de las influencias de la commedia dell’arte e introduciendo elementos surrealistas. Debido a que Prokófiev tenía conocimientos limitados del inglés y el ruso resultaba inaceptable para el público estadounidense, la versión inicial se escribió en francés. Prokófiev compiló una Suite op.33bis en seis movimientos, para la sala de conciertos así como una transcripción para piano de la Marcha y scherzo. Actualmente, la ópera forma parte del repertorio permanente de numerosos teatros de arte lírico..

Mojica se retiró de la vida artística al empezar a padecer sordera; se volvió totalmente sordo y decidió recluirse en un monasterio de Perú; fue ordenado sacerdote en 1947; donó todos sus bienes a la Iglesia y a los necesitados. Vivió en Perú hasta su muerte. Su autobiografía Yo, pecador, fue un éxito de librería.

Fuentes: Revolvy. Gabriel Pareyón, Diccionario de música en México, Conaculta, México, 1995.

Escucha música clásica en línea aquí