LA NARIZ – ópera satírica de Dmitri Shostakovich por Ricardo

Publicado: octubre 24, 2013 Última Modificación octubre 22, 2013 Por: adminmusica

por Ricardo Rondón


Los años modernistas de Dmitri Shostakovich van de 1927 a 1936. Su estilo musical cambió radicalmente rompiendo con los impecables cánones de la Primera Sinfonía, que ya era famosa cuando llegó a los Estados Unidos bajo la dirección de Leopold Stokowski , en 1928. El compositor ahora se alineó con el punto de vista moderno de artistas de otras esferas. Para mucha gente los cambios sociológicos provocados por la Revolución Rusa significaban un rompimiento total con el pasado y una meta idealista cuyos beneficios serían compartidos por todos. La juventud, como siempre, estaba encendida por las posibilidades y su medio de expresión preferido era la farsa musical con una dosis lateral de candente sátira. Decía el gran cineasta y director escénico Grigori Kozintsev, después de presenciar un ensayo de La Naríz : “La fantasmagoría de Gogol fue transformada en sonido y colorido. La imaginación del arte ruso se reveló con talento y picante sabor de crítica. Lo grotesco de Gogol gritaba alrededor de nosotros y debíamos de entenderlo como farsa…hasta profecía. Las increíbles combinaciones orquestales, textos supuestamente imposibles de cantar…los ritmos poco usuales…la incorporación de textos antipoéticos, falta de musicalidad y vulgaridad que en realidad conducían a la entonación y parodia de la vida real – todo resultaba un asalto a lo convencional”. Este comentario de Kozintsev es breve pero profundo y el texto de Gogol, casi tomado a la letra, es una agresión salvaje a los convencionalismos burgueses que estaban cambiando. La Nariz es la más violenta de las obras de Shostakovich de estos años. La música es áspera, salvaje, llena de detalles novedosos, atrevida y divertida. Hay un Interludio para percusiones exclusivamente que no existe en ninguna otra ópera que conocemos.


Este es el absurdo cuento de Gogol: Mientras lo rasura, un barbero le corta la nariz accidentalmente a Kovalev, un mayor del ejército, y curiosamente este no se da cuenta. A la mañana siguiente el barbero descubre a la Nariz en el pan recién horneado de su esposa y corre a tirarla. Poco después, en un servicio religioso el mayor encuentra la Nariz portando el uniforme de un consejero estatal. La Nariz se niega a cooperar y se escapa de nuevo buscando siempre promoverse a un puesto superior. Kovalev, el mayor, recurre a la prensa pero nadie tiene interés en su historia pero pone un anuncio solicitando que le regresen su nariz. A pesar de la confusión, la policía logra capturar a La Nariz y esta vuelve a su tamaño original. El mayor la recupera pero no logra pegarla en su sitio. El médico recomienda que se le conserve en vinagre y vodka, con la posibilidad de obtener un buen precio por los resultados. Al día siguiente ocurre algo milagroso, de alguna forma La Nariz se ha adherido a su lugar correcto y todo tiene un final feliz. Esta ensalada casi virulenta nos presenta a una serie de personajes de diferentes rangos sociales. Los medios no son atractivos pero divierten. La Nariz se estrenó en el Teatro Maly de Leningrado, el 18 de enero de 1930 y el público quedó encantado con la malacrianza musical del joven genio ruso.


En 1974 se hizo una famosa reposición de La Nariz en Moscú , con Gennady Rozhdestvensky dirigiendo a las huestes del Teatro de Cámara de Moscú. La dirección escénica tan importante, aún en grabación, es del famoso Boris Pokrovski. La producción contó con la supervisión y
aprobación de Dmitri Shostakovich. Melodiya grabó la ópera completa y ésta fue pensada en Mexico con la ventaja de un libretto traducido al español por Sergio Fernández Bravo, que está disponible en Amazon. El sonido estereofónico es excelente y hay mucho movimiento y efectos espectaculares. Desconozco la versión reciente de Valery Gergiev en la marca personal del Marinsky. Dudo mucho que tenga el sabor y agresividad de las ideas de un compositor joven e insolente manejando admirablemente una mente superior. Pronto veremos el montaje exitoso del Metropolitan Opera el sábado 26 de octubre.



Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí