La Orquesta de Cámara de Bellas Artes interpretará Misatango o Misa a Buenos Aires de Martín Palmeri

Publicado: febrero 22, 2018 Última Modificación febrero 22, 2018 Por: adminmusica

El segundo programa de la Temporada 2018 de la Orquesta de Cámara de Bellas Artes (OCBA) estará dedicado a una de las obras latinoamericanas de mayor éxito en el mundo, por la novedad de su composición e interpretación: la Misatango o Misa a Buenos Aires del compositor argentino Martín Palmeri.

Dicha obra, compuesta entre 1995 y 1996, para mezzosoprano, coro mixto, bandoneón, piano y orquesta de cuerdas, cumplirá este año su aniversario número 22 y se ha presentado en Alemania, Argentina, Austria, Bélgica, Brasil, Chile, Ecuador, Eslovaquia, España, Holanda, Israel, Italia, Letonia, Lituania, Rusia, Suiza y Estados Unidos.

Ahora, en su presentación en México a cargo de la Orquesta de Cámara de Bellas Artes, será dirigida por el maestro español nacionalizado francés Xavier Ribes, con la participación del Coro de Madrigalistas de Bellas Artes, el jueves 22 de febrero a las 20:00 en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes y el domingo 25 a las 12:00 en la Sala Silvestre Revueltas del Conservatorio Nacional de Música.

A lo largo de estos 22 años, la Misatango o Misa a Buenos Aires ha estado llena de una serie de acontecimientos muy gratos, toda vez que su fama ha propiciado el surgimiento de varios festivales que llevan el mismo nombre. En la mayoría de sus interpretaciones, el propio compositor ha sido invitado a ejecutar la parte de piano, lo que lo ha convertido en un viajero frecuente. Se dice que la Misatango es la obra favorita del ex arzobispo de Buenos Aires, es decir, el Papa Francisco.
La Misatango (Kyrie, Gloria, Credo, Sanctus Benedictus y Agnus Dei) cuenta con un elemento muy importante: el compositor utiliza el texto tradicional del ordinario de la misa, es decir, Palmeri conserva los textos en el latín original, lo que provoca un interesante contraste cultural en el entendido de que, como lo dice el propio Palmeri “el latín no participa de la música popular de Buenos Aires”.

Dice el propio compositor: “Misatango es la primera obra en donde experimenté una escritura coral con orquesta de tango. Esto quiere decir, una orquesta integrada por una fila de bandoneones, cuerdas y piano, que es la formación tradicional de una orquesta de tango. La historia tiene que ver con que mis coros querían cantar tango y los arreglos que yo hacía de tango para coro a cappella eran realmente de difícil interpretación.

“Entonces, yo pensé que lo mejor para ser fiel a un espíritu tanguero era escribir una obra para coro y orquesta con música original y no con arreglos de tango tradicionales. Esa fue mi primera experiencia, y con la Misatango intenté mantener todos los elementos de tango en la orquesta y construir una parte coral interesante, contrapuntística, de altos vuelos para el coro, no homofónica, y donde el tango esté presente. Pero esto está más que nada en la orquesta, con el bandoneón. De todas maneras, en esa conjunción entre el coro y la orquesta hay una suerte de estilo tanguero que de alguna manera hay que plasmarlo”.
El compositor argentino hace también un homenaje al tango, y al respecto ha señalado continuamente que su referencia tanguera directa es el llamado Nuevo Tango, lo cual quiere decir simple y sencillamente Astor Piazzolla (1921-1992).
Palmeri dice al respecto: “Creo que una de las partes que está mejor lograda en la obra es el momento de la crucifixión y la resurrección. En el primer momento, están esos ritmos muy al estilo de Astor Piazzolla, con una línea muy dramática en la cuerda que creo que refleja muy bien ese episodio.

“El momento de la muerte, con el coro a cappella que termina con un acorde sin tercera que representa el vacío que deja la muerte, y después la Resurrección con un tema vivo, yo creo que ahí está lo mejor de la obra. El Credo fue la parte más difícil de componer, porque es un texto complejo y riquísimo donde los hechos se cuentan casi teatralmente, y creo que ahí hay ciertas ideas musicales que son afortunadas, que han funcionado muy bien y que tienen el drama necesario para reflejar ese momento”.

Misatango se estrenó el 17 de agosto de 1996 en el Teatro Broadway de Buenos Aires con la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba, dirigida por Fernando Álvarez. También hay una versión para cuarteto vocal solista y quinteto de tango.

El director huésped en esta ocasión es Xavier Ribes, un músico de origen catalán naturalizado francés, ampliamente conocido en México. Estudió en el Conservatorio de Barcelona y luego se trasladó a Suiza para proseguir sus estudios en la prestigiosa Schola Cantorum Basiliensis con René Jacobs, en el Opernstudio de Basilea y en el Conservatorio de Ginebra.

Después de residir 10 años en Suiza, en 2003 fue nombrado director del coro de la Ópera de Nantes, donde dirigió una gran cantidad de conciertos. Considerado como uno de los directores de coro más versátiles en la actualidad, le fue confiada la preparación de coros líricos de numerosas casas de ópera, y de manera regular es invitado a realizar producciones líricas.

Ha participado en prestigiosos festivales y realizado grabaciones para Radio France y para la televisión mexicana. Asimismo, es invitado como jurado de concursos internacionales de canto como el Carlo Morelli en México y la Competizione dell`Opera. De 2010 a 2013, fue director principal del Coro del Teatro de Bellas Artes y director artístico de Solistas Ensamble del INBA.

Fuente: INBA

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí