La valse para dos pianos – Maurice Ravel (1921)

Publicado: octubre 7, 2015 Última Modificación octubre 7, 2015 Por: adminmusica



Alice Sara Ott / Francesco Tristano, pianos

El amor de Ravel por el vals vienés es evidente en La valse, que se originó como un tributo a Johann Strauss II. El material temático deriva del bosquejo musical de una pieza orquestal titulada Wien (Viena) que Ravel inicio –pero abandonó– en 1906. En referencia a la obra, Ravel le escribió al crítico musical y amigo Jean Marnold, “No es sutil, la empresa en la que me embarco ahora. Es un Gran Vals, una especie de homenaje a la memoria del Gran Strauss, no Richard, el otro –Johann!”

La valse existe en tres versiones –incluida esta para dos pianos –todas escritas entre diciembre de 1919 y marzo de 1920.

El prefacio de la partitura incluye la siguiente nota descriptiva: “las nubes se arremolinan y dan destellos de parejas danzantes. Las nubes se dispersan poco a poco. Uno ve un inmenso salón poblado de una multitud girando. La escena es iluminada gradualmente. La luz de los candelabros brota, fortissimo. Una corte imperial, en o cerca de 1855. “

La obra comienza con vagos murmullos en el registro grave, desde donde un ritmo de vals se establece. Esto evoluciona en un gran vals vienés, en la tradición de Johann Strauss. Luego de un tiempo, sin embargo, la música es más febril; algo del júbilo previo regresa mientras escuchamos la apoteosis del vals, dando a la obra su explosivo final.

Fuente: Ileen Zovluck para la Filarmónica de los Ángeles.

Los estupendos pianistas Alice Sara Ott y Francesco Tristano se presentan este viernes 9 de octubre en el Festival Internacional Cervantino con su proyecto “Scandal”. Cuando están frente a frente, su diálogo es una compleja estructura de sonidos y silencios. El dueto ha sostenido desde hace un par de años una charla musical a dos pianos en la que reconstruyen piezas de Ravel, Rimsky-Kórsakov y Stravinsky. Como solistas, ambos son virtuosos ejecutantes del repertorio clásico: Ott ha grabado obras de Chopin, Chaikovski y Liszt, mientras que Tristano, quien también es compositor y ejecutante de música techno, tiene entre su amplia discografía las Variaciones Goldberg y los conciertos para piano de Bach. Ambos tienen contrato de exclusividad con Deutsche Grammophon. Como dueto buscan ir más allá de lo convencional, y como ejemplo está su ejecución de la versión a dos pianos de La consagración de la primavera, de Stravinsky, pieza que en el estreno de su versión orquestal para ballet causó un gran escándalo y que hoy es considerada un parteaguas de la música contemporánea.


Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí