Lamentables partidas jóvenes (el hubiera sido)

Publicado: octubre 10, 2014 Última Modificación octubre 10, 2014 Por: adminmusica

por Ricardo Rondón

 

 

¿Qué hubiera sucedido si varios músicos de gran potencial no hubieran muerto jóvenes?

Giovanni Battista Pergolesi (1710-36)

Una vida corta pero feliz que comunicaba alegría y sonrisas a los que lo trataban. De padres pobres y alumno del Conservatorio dei Poveri de Nápoles, este joven guapo no tuvo dificultades para abrirse paso y pronto en el mundo de la enseñanza y, como patrono, pudo dedicarse a la composición. A pesar de haber muerto a los 26 años, Pergolesi logró influir en los demás músicos de la era clásica. Se adaptó brillantemente al círculo social y musical al que pertenecía y entre su legado Italiano podemos citar su bellísimo Stabat Mater y la ópera La Serva Padrona. Fue admirado por compositores que van de Bach a Stravinsky. Juan Crisóstomo Arriaga (1806-26)

Nació el día de lo que hubiera sido el cumpleaños número 50 de Mozart aunque Arriaga solo celebraría 19 suyos. Antes de su muerte prematura este compositor vasco había escrito una ópera (a los 13 años), una Sinfonía y magistralmente Tres Cuartetos de brillante originalidad.

 

Hans Rott (1858-84)

La única Sinfonía de Rott, compuesta en 1880, lleva en sus venas el estilo de Mahler aunque eso de llamarlo “el otro Mahler” es una estupidez. Rott tenía sus propias cuerdas vocales. Mahler admiró el trabajo de Rott y la Sinfonía indica claramente una creatividad que pronto se apagó. Rott se sumió en la depresión antes de morir de tuberculosis. Tenía 25 años.

 

Guillaume Lekeu (1870-94)

Lekeu admitía que colocaba la originalidad sobre cualquier otro elemento de la composición y como resultado, aún sus obras iníciales tienen una voz distintiva. ¿Quién sabe como hubiera desarrollado esa voz este artista belga y cuál sería la influencia para otros? Murió de tifoidea a los 24 años.

 

Lili Boulanger (1893-1918)

Hermana menor de Nadia Boulanger, Lili era aún más talentosa que la célebre maestra. Fue la primera mujer en obtener el Prix de Rome para composición. Lili fue felicitada por su grandeza por nadie menos que Gabriel Fauré. Pero, a los 24 años, una vida plagada de enfermedades fue finalizada por el mal de Crohn. Vassily Kalinikov (1866-1901)

Su vida es la triste historia de un compositor talentoso que no pudo alcanzar el enorme potencial que indicaba por mala salud y muerte temprana. Su reputación está anclada en su sensacional Sinfonía No. 1 en sol menor. Sufrió como estudiante en Moscú (1880) viviendo en una pobreza considerable. Aunque obtuvo un puesto de director de orquesta, y escribió una Segunda Sinfonía, su estado general lo predispuso hacia la tuberculosis y tuvo que retirarse a la Crimea. Esto no tuvo éxito. Una depresión nerviosa fue el preludio a lo inevitable. Su muerte prematura fue dos días antes de su cumpleaños No. 35.

 

William Kapell 1922-1953)

Este famoso pianista murió en un accidente aéreo cerca de San Francisco en 1953 Norteamericano de padres ruso y polaca, estudió con Olga Samaroff en el Conservatorio de Música de Filadelfia. Debutó exitosamente en Nueva York en 1941 y de inmediato recibió invitaciones para actuar en América y Europa en los años siguientes. Fue un intérprete brillante y poético, proyectando su talento admirablemente tanto en repertorios clásicos como modernos.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí