Las 9 sinfonías de Beethoven con la OSN (1)

Publicado: septiembre 19, 2014 Última Modificación septiembre 19, 2014 Por: adminmusica

Durante 2014, la Orquesta Sinfónica Nacional que dirige Carlos Miguel Prieto ha venido desarrollando su proyecto de ejecutar las nueve sinfonías de Beethoven : la 5ª, en febrero; la 6ª, en marzo; la 3a, en mayo y la 7ª, en junio. Ahora en septiembre, programó la 4ª el 12 y 14, y la 2ª y 8ª el 26 y 28 del mes; la 9ª será la pieza estelar del Concierto extraordinario para festejar el 80 aniversario del Palacio de Bellas Artes, el lunes 29 de septiembre. El 7 y 9 de noviembre, la OSN ejecutará la 1ª. sinfonía, y
repetirá la 9ª el 28 y 29 de noviembre.

Se ha dicho repetidamente que es imposible escoger “el compositor más grandioso” de todos los tiempos pero muchos intérpretes, directores de orquesta y melómanos, citan de inmediato a Beethoven si se les plantea la pregunta que – entre paréntesis – tampoco tiene caso plantear, y las nueve sinfonías son una de las principales razones para citarlo en este contexto.

La vida y obra de este hombre extraordinario estuvo inspirada por los ideales de igualdad, fraternidad y, sobre todo, libertad; se desesperó de la auto-glorificación de líderes políticos que sortearon las olas de la revolución popular pero fueron corrompidos por el poder; desafió la sordera y logró superar el prospecto del suicidio, y pasó el resto de su vida santificando y proclamando los derechos del hombre, la naturaleza, y la fraternidad entre los hombres. Fue, ante todo, alguien que continuamente traspasaba las fronteras sociales, políticas, geográficas o puramente musicales.

Recientemente, la revista Gramophon solicitó a nueve destacados directores de orquesta que escribieran sobre una de sus sinfonías favoritas: 1ª. Sinfonía – Sir Roger Norrington: Beethoven nunca dejó de ser un compositor de la época “clásica”, si algo un Haydn tardío; siempre tuvo esa gracia del siglo XVIII tardío. Se tropezó con el romanticismo y cuando compuso esta sinfonía tenía un pie en el siglo 18 y otro en el 19. Y muestra su mano : “Esto es lo que puedo hacer con una sinfonía…pero en unos años les mostraré lo que realmente puedo hacer”. Grabación: Symphony No. 1, Stuttgart RSO, dirigida por Sir Roger Norrington, sello Hanssler.

2ª. Sinfonía – David Zinman: La Sinfonía No. 2 es un puente entre dos mundos musicales, dice el maestro estadounidense. Presenta algunos conceptos que ya había empezado a pensar en sus primeros cuartetos para cuerdas. Su música de cámara en ese momento – sonatas para piano y los cuartetos – estaban más avanzados que su obra sinfónica. Estaba abriendo nuevos caminos todo el tiempo. Esta sinfonía no es tan revolucionaria como la Tercera – que abrió un mundo nuevo – pero ya está muy alejada de la 1ª. Es un puente, esencial, indispensable, entre los dos mundos. Es un principio pero también una continuación.


Grabación: Symphony No. 2, Zurich Tonhalle Orchestra, dirigida por David Zinman, sello Arte Nova.


3ª. Sinfonía – Mariss Jansons: Hay algo nuevo en cada una de las sinfonías pero, para Mariss Jansons, la “Eroica” es realmente revolucionaria. Es difícil decir cuál de todas es mi favorita – todas son maravillosas. Creo que la Tercera representa un gran paso hacia adelante para la música clásica porque en la Primera y Segunda sinfonías en efecto uno ya siente a Beethoven pero están muy conectadaas a Mozart, a Haydn. Pero la Tercera representa un cambio revolucionario – me refiero a su estructura armónica y al diseño de la obra. Es una pieza gigantesca, una de las sinfonías más grandiosas que se han escrito. La música expresa tanto que me faltan palabras para describir lo que siento cuando la dirijo, es así de grande y profunda.

Grabación: Symphony No. 3, “Eroica”, Bavarian RSO, dirigida por Mariss Jansons, sello BR Klassik.

4ª. Sinfonía – Osmo Vänskä: Para este director finlandés, la Cuarta sinfonía es la “timida” de una familia de nueve hermanas. Todas son individuos y grandiosas pero con personalidades distintas. Algunas reciben más atención que otras pero todas son de la misma familia. La 4ª. está más relacionada con las dos primeras sinfonías que con la Eroica. Es más clasicismo vienés. Siempre he pensado que la Eroica es el primer gran paso de la época romántica, la Cuarta en cambio se regresa un poco y ¡ya sabemos lo que pasa con la Quinta!

Grabación: Symphony No. 4, Minnesota Orchestra, dirigida por Osmo Vänskä, sello BIS.



Fuente: Gramophone, agosto 2014.


Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí