Las bodas de Fígaro, de Mozart.

junio 22, 2014

Por Ricardo Rondón

El drmaturgo francés Beaumarchais escribió una trilogía de obras en donde el personaje central era Fígaro. La primera fue El barbero de Sevilla, adoptado en óperas de Paisiello y Rossini; la segunda, Las bodas de Fígaro inspiró a Mozart. Beaumarchais atacó en sus comedias directamente a la decadente aristocracia que Napoleón describió como “una revolución totalmente en acción”. Consecuentemente, Mozart y Lorenzo da Ponte estuvieron de acuerdo en la nueva ópera, algo que molestó al emperador austriaco. Solamente cuando da Ponte aceptó purgar el libreto de implicaciones sociales y políticas, aprobó este trabajo. Da Ponte optó por una farsa en vez de una sátira social. Lo hizo con gran ligereza pero no dejó de
tocar temas como las diferencias sociales y el abuso de los de arriba, el abominable ”derecho de
pernada”, que obviamente apoyaba las acciones del detestable Conde de Almaviva, aburrido de su esposa Rosina después de que
había obtenido todo lo que buscaba en El barbero de Sevilla, en donde sale a la luz¡ quienes fueron los padres de Fígaro. Mozart compuso una partitura perfecta de melodías insuperables y oportunidades de lucimiento extraordinarias para sus cantantes. Penetró psicológicamente en sus personajes, cuyas acciones no siempre son fáciles o explicables. La música es a veces sentimental y poética, a veces noble y a veces francamente burlona. Por algo Las bodas de Fígaro ha sido llamada la opera perfecta. Es, como escribió Eric Blom, “la ópera bufa italiana en su etapa final de perfección….tan grande en el todo como cautivadora en los detalles”.


Esta es considerada la ópera cómica perfecta al lado de Los maestro¡ cantores de Richard Wagner. Desde luego es endemoniadamente difícil de cantar pero eso aplica a todas las óperas y por eso son codiciados los roles de la Condesa Almaviva, Cherubino, el Conde Almaviva, Fígaro y Susanna. El estreno fue en el Burgtheater de Viena el¡ 1º. de mayo de 1786. Esporádicamente se monta en México y hay recuerdos de funciones memorables donde la Condesa fue cantada por Teresa Zylis-­‐Gara, Pilar Lorengar y Montserrat Caballé. No es una ópera para cantantes en desarrollo porque los retos vocales pueden exhibir la falta de experiencia.


En cuatro actos se desarrolla el libreto de Da Ponte. Primero presenta a los personajes de Fígaro y Susanna que preparan su boda. Aquí se aclaran las relaciones de Bartolo y Marcelina. Cherubino está enamorado de la Condesa y con burla es enviado al ejército. En el segundo acto la Condesa lamenta haber perdido el amor del Conde, y se hace énfasis en el carácter hostil del Conde que solo busca acostarse con Susanna. En el tercer acto vemos que Fígaro está enterado de todo y jura vengarse del Conde. Termina con la celebración de la boda de Fígaro y Susanna. En el cuarto acto, gracias a la poca iluminación hay confusión de los personajes y el Conde es exhibido en forma flagrante. Pide perdón a la
Condesa y todos se retiran a celebrar la boda.

Grabación recomendada: Opera Real de Covent Garden, dirigida por Sir Colin Davis, con dirección escénica de David McVicar. DVD/Opus Arte).


Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí