La gente respetable no se dedica a escribir música ni a hacer el amor como carrera.

Alexander Borodin ( 1833-1887).