La antigua idea del compositor que tiene de repente una gran idea y se sienta toda la noche a escribirla no tiene sentido. La noche es para dormir.

Benjamin Britten