La gente respetable no se dedica a escribir música ni a hacer el amor como carrera.

Alexander Borodin ( 1833-1887).

Ocasionalmente toco obras de compositores contemporáneos y por dos razones: La primera, para desalentar al compositor para que no escriba más y segundo, para recordarme lo mucho que aprecio a Beethoven.

Jascha Heifetz, célebre violinista (1899-1987).

Demasiadas obras acaban mucho después de que han terminado.

Igor Stravinsky, compositor (1882-1971).

Todo tipo de música es buena, excepto la mala.

Gioacchino Rossini, compositor (1792-1868).

El concierto soy yo.

Franz Liszt, compositor, pianista. (1811-1886)

Nunca tomé clases. Hace unos años viví un momento en que pensé que estaba perdiendo la voz y contraté a un maestro. Me dijo:”Bueno, debo decirle que yo enseño con el método Streisand” y le pregunté, “¿cuál es el método Streisand?”. Yo no tenía ni idea de lo que me estaba hablando.

Barbra Streisand (1942).

En cada concierto me equivocaré en algunas notas. Pero si la ejecución es buena, no importa.

Arthur Rubinstein (1887-1882).

Mi concierto tuvo lugar a las once de la mañana. Fue un éxito rotundo desde el punto de vista de honor y gloria pero un fracaso en cuanto a ingresos.

Wolfgang Amadeus Mozart (1756-91)

Cuando estuve en el orfanatorio toqué toda la música clásica, eso te llega al alma: Liszt, Bach, Rajmaninov, y Haydn.

 

Louis Armstrong (1901-1971)

El secreto de una gran melodía es un secreto.

Dave Brubeck (1920-2012).

La música debe hacer saltar fuego en el corazón del hombre, y lágrimas de los ojos de la mujer.

Ludwig van Beethoven

La única historia de amor que jamás tuve fue la música.

Maurice Ravel