Un artista es, por lo general, una clase de hombre detestable en el interior y, quizá también, un marido deplorable.

Claude A. Debussy