El secreto de una gran melodía es un secreto.

Dave Brubeck (1920-2012).