No se puede juzgar a la ópera Lohengrin, de Wagner, después de escucharla una sola

vez, y no tengo la menor intención de volver a escucharla.

Gioacchino Rossini (1792-1868).