Cuando las palabras fallan, la música habla.

Hans Christian Andersen