Los indispensables libros de Alex Ross

Publicado: septiembre 14, 2013 Última Modificación noviembre 29, 2015 Por: adminmusica

por Juan Arturo Brennan

Crítico de música del New Yorker desde 1996, Alex Ross es sin duda una de las voces más interesantes y lúcidas de nuestro tiempo, en el ámbito de analizar y divulgar diversos hechos y fenómenos musicales. Su mayor acierto, sin embargo, es su singular capacidad de interconectar músicas y músicos aparentemente inconexos, y de generar atractivos e ilustrativos vasos comunicantes. Esa capacidad se pone claramente de manifiesto en su libro Listen to this (Escucha esto), cuya mayor virtud es precisamente la ductilidad con la que Ross se mueve entre unos temas musicales y otros, para realizar agudas (y a veces asombrosas) observaciones sobre toda clase de temas, géneros, estilos, obras, compositores e intérpretes. La esencia del libro (y, probablemente del pensamiento crítico de Ross en general) es encontrada de inmediato por el lector en el primer ensayo del volumen, titulado Cruzando la frontera entre lo clásico y el pop. Los ensayos que siguen en la primera parte del libro aluden a dos temas de capital importancia en la historia de la música, y a la vez muy distantes el uno del otro: la relevancia de la línea del bajo en la música occidental, y el impacto de las técnicas de grabación en el desarrollo musical. A partir de ahí, Ross dedica sus lúcidos ensayos a músicos tan disímbolos como Mozart Esa-Pekka Salonen; John Luther Adams y Marian Anderson; John Cage y Bob Dylan. En casos particulares como los textos dedicados al grupo Radiohead y la cantante islandesa Björk, la narrativa de Alex Ross está basada en contactos personales e intensos con los músicos en cuestión. Además de la exploración de los mundos musicales de estos y otros músicos (faltaría mencionar a Schubert, Brahms, el Cuarteto St. Lawrence, Kurt Cobain, Lorraine Hunt Lieberson), Ross ha reunido aquí una serie de ensayos en los que aborda algunos de aquellos que podrían definirse como Los Grandes Temas: la auténtica explosión de la música clásica en China, el arraigo popular de la ópera (o al menos, de cierta clase de ópera) y, entre lo más atractivo del libro, la crisis mundial de la educación musical.
A lo largo de estos y otros textos, Alex Ross demuestra un conocimiento musical profundo que el lector no admira tanto por sus cualidades enciclopédicas, sino por su enfoque a la vez serio y desparpajado, contundente y flexible. De manera análoga a otro excelente libro suyo, The Rest is Noise: Listening to the Twentieth Century (El ruido eterno. Escuchar al siglo XX), este compendio de ensayos de Ross destaca también por la saludable actitud del autor para considerar la música como un universo único en constante transformación, haciendo a un lado, en la medida de lo posible, las divisiones, clasificaciones y etiquetas de costumbre. Para ello, ayuda en buena medida el hecho de que Ross, a diferencia de tantos y tantos críticos musicales del mundo entero, no se ha concentrado exclusivamente en el ámbito de la música de concierto, sino que aborda con profundo conocimiento de causa todo tipo de música. La lectura del libro permite apreciar con claridad que esta amplitud de criterio va más allá de un admirable profesionalismo y que, además, forma parte de una envidiable actitud lúdica y hedonista hacia el fenómeno musical. Moderno, actual y actualizado, este libro de Ross es tan disfrutable e ilustrativo como el mencionado líneas arriba. El texto cuenta, además, con una muy útil guía de escucha.
Alex Ross, El ruido eterno. Escuchar al siglo XX, a través de su música, Seix Barral, Barcelona, 2009. Escucha esto, Seix Barral, Barcelona, 2012.

Juan Arturo Brennan, en pauta, no. 121.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí