La única historia de amor que jamás tuve fue la música.

Maurice Ravel