Percusiones

febrero 22, 2017

La percusión es una familia esencial para la música, clásica o no, cuyo principio consiste en hacer sonar un objeto al golpearlo. Podemos dividir estos instrumentos en dos categorías: aquellos en los cuales la altura del sonido es fija e indeterminada (castañuelas, caja clara…) y aquellos que emiten sonidos de diferente altura (timbales, xilófono).

Se utilizan pieles, teclados de madera o de metal y toda clase de materiales para producir sonidos que son algo más que simple ruido. Los instrumentos de percusión están presentes en todas las épocas de la música, como complemento de otros instrumentos. Tienen un papel rítmico evidente y pueden añadir un toque de exotismo a la música (El rapto del serrallo, de Mozart, 1782).

En el siglo veinte, innumerables compositores han escrito obras exclusivamente para instrumentos de percusión, como Carlos Chávez (1899-1978), Tocata para instrumentos de percusión; Maurice Ohana (1914-1992), Cuatro estudios coreográficos; Iannis Xenakis (1922-2001), Pléyades; Edgard Varése (1883-1965), Ionisation; etc.

Lo mismo que la voz humana, la percusión  puede ser considerada el primer instrumento musical, las manos fueron sin duda los primeros instrumentos.

 

Fuente: Thierry Geffrotin, La música clásica en 100 palabras, Paidós, Barcelona, 2013

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí