¿Qué es un réquiem?

octubre 24, 2014 7:07 pm
requiem

La misa de réquiem (reposo en latín) difiere de la misa ordinaria no solo por su carácter fúnebre sino por el orden y número de las diversas partes que la componen. El texto en latín de la misa para difuntos en un principio estaba reservada para canto gregoriano, después fue tratada por algunos compositores polifónicos del siglo XVI como Roland de Lassus y Luis de Victoria pero en el siglo XIX atrae la atención de compositores como Berlioz, Schumann, Liszt, Verdi, Fauré que utilizan la forma para obra de concierto mas que para iglesia, siguiendo el ejemplo de Mozart, cuyo Réquiem (1791) es el punto de partida para una especie de vasta cantata o misa concertante en la que se alternan arias y coros, sostenidas por una vigorosa orquesta. Otros compositores crean obras corales para conmemorar a los difuntos con textos diferentes, como el Réquiem alemán (en vez de latín) de Brahms, de 1866-69, con textos bíblicos, o el Réquiem (1914-16) de Delius, con un texto “pagano” de Nietzsche, compilado por el compositor, y el Réquiem de guerra de Britten, de 1961, que alterna textos de la Missa pro Defunctis en latín con poemas de Wilfred Owen, muerto en 1918 justo antes del armisticio que puso fin a la primera guerra mundial.

Las misas de réquiem suprimen la Gloria y el Credo e inician con el Introito, luego el verso de un salmo, seguido por el Kyrie y el Gradual, la Absolución y la secuencia Dies irae; sigue el Ofertorio (Domine Jesus Christe, Sanctus y Benedictus), el Agnus Dei y finalmente la Comunión (Lux aeterna) pero pueden existir variantes a esta estructura como en el Réquiem de guerra cuyas partes son: Requiem aeternam, Dies irae, Offertorium, Sanctus, Agnus dei, Libera me, con poemas de Owen intercalados.



Comentarios