¿Qué es una fuga?

Publicado: junio 28, 2015 Última Modificación junio 28, 2015 Por: adminmusica

fuga (lat., it.: fuga; al.: Fuge; fr., in.: fugue). Literalmente significa “huida” o “escape”. En música, el término se refiere a una composición en la que tres o más voces (muy raramente sólo dos) hacen entradas sucesivas en imitación, como una especie de “persecución” entre las voces. Más que una forma fija, la fuga es un estilo de composición. Todas las fugas tienen aspectos en común y existe una terminología universal para describir la intervención de las voces individuales, las partes y los recursos técnicos específicos de la fuga.

El tema principal se denomina “sujeto” y es expuesto por la voz que entra primero.

Una vez presentado el tema completo, la segunda voz entra con el sujeto transpuesto a la dominante; esta entrada en la dominante se denomina “respuesta”. La tercera voz entra con el sujeto original pero en una octava distinta, y así sucesivamente. Esta sección inicial de la fuga se denomina “exposición” y concluye una vez que todas las voces han presentado el sujeto y la respuesta. Un recurso común es la alternancia de la misma versión del tema entre las voces, de manera que en una típica fuga a cuatro voces, cuando la soprano y el tenor llevan el sujeto, la contralto y el bajo llevan la respuesta o viceversa. Asimismo, es frecuente que las entradas alternen la secuencia de sujeto y respuesta. En ocasiones, la exposición finaliza con una presentación adicional del tema denominada “entrada recurrente”.

A la entrada de la segunda voz (con la respuesta), la primera voz desarrolla un contrapunto; de la misma manera, la segunda voz presenta un contrapunto a la entrada de la tercera voz (sujeto) y así sucesivamente. Cuando el contrapunto de la exposición es idéntico en cada voz, se le denomina “contrasujeto” regular; cuando el sujeto (o respuesta) o el contrasujeto hacen las veces de bajo sin incurrir en errores gramaticales, se dice que el contrapunto es invertible. Al contrapunto adicional se le denomina “contrapunto libre”, pero dicho material puede repetirse idéntico, como si se tratara de un segundo contrasujeto. La exposición de una típica fuga a tres voces podría representarse como se muestra en la Tabla 1. En ocasiones aparece un puente entre las entradas sucesivas, casi siempre entre la segunda voz (respuesta) y la tercera (sujeto).

TABLA 1

1a. voz sujeto contrasujeto contrapunto libre

2a. voz respuesta contrasujeto

3a. voz sujeto

En ocasiones, después de la exposición, el compositor genera interés acortando la distancia entre las entradas sucesivas del sujeto. Este recurso de superposición de las voces se denomina “stretto” (it., “cercano” o “comprimido”). Otros recursos técnicos son la inversión, la disminución, la aumentación y, menos común, la retrogradación.

Algunas veces, uno o más contrasujetos pueden aparecer simultáneamente con el sujeto al comienzo de una fuga. Dicha fuga suele denominarse fuga doble, triple, etc., pero esta nomenclatura es más correcta para designar una fuga en la que los sujetos independientes (segundo, tercero, etc.) van apareciendo en el curso de la misma y pueden subsecuentemente combinarse con el primer sujeto.

Johann Sebastian Bach es el gran exponente de este forma al componer ciclos de fugas como los dos tomos del Clave bien temperado o El arte de la fuga.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí