¿Qué es una “pasión”?

Publicado: marzo 3, 2016 Última Modificación marzo 3, 2016 Por: adminmusica

La “pasión” en términos musicales  no es una forma bien definida: se parece tanto a un motete como a un oratorio; se distingue por un espíritu semi-dramático donde el lirismo y el estilo religioso se equilibran. Es el relato de la pasión de Cristo según los evangelios, tal como está prescrito por el ritual de la Semana Santa. Desde la edad media, se acostumbraba distribuir entre diferentes cantores las voces de Jesús, Pilatos, Judas, etc. Hacia 1600, en Italia, el estilo recitativo aparece en las representaciones sacras. La pasión se convierte en una especie de motete con diversos personajes, una cantata sin orquesta. Pero es en Alemania donde esta forma va a adquirir su desarrollo más amplio, con Schütz y Sebastiani (s.XVII), quienes introducen el coral protestante, y más tarde con Telemann, Händel y J.-S.Bach, que tratan la pasión como un inmenso oratorio y en lengua alemana.  La decadencia que ha conocido la música sacra a partir de la segunda mitad del s.XVIII es particularmente notoria en este campo: a la lista de compositores que hayan escrito una pasión de cierto valor, es imposible agregar un solo nombre después del cantor de Leipzig.

 

Estructura: Si sus proporciones son más vastas, las pasiones del s.XVIII no difieren mucho – estructuralmente – del oratorio y la cantata. En J.-S. Bach uno encuentra el recitativo, puro o acompañado (el recitativo aquí personifica al evangelista), el arioso, el aria, el coro y el coral, armonizado o figurado, se suceden en un inmenso fresco de 78 números. Las pasiones más antiguas no meten en juego más que una parte de estos elementos: en Schütz el recitativo alterna con el coral; todavía más severa es la pasión semi-salmódica del XVI (Luis de Victoria, William Byrd) donde la ventaja está en el texto recitado recto tono.

 

La sobrevivencia y ejecución de las pasiones más célebres forman parte permanente de la herencia musical, independientemente de su relevancia temática; la música es lo indeleble y memorable. Se han mencionado las pasiones de Schütz y por supuesto de Bach (San Juan, San Mateo), pero es notable una más contemporánea como la Pasión según san Lucas (1965) de Krzysztof Penderecki (1933).

 

Fuente: André Hodeir, Les formes de la musique, 16e. Edition,  Paris, Presses Universitaires de France, 2012.    

 

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí