¿Qué hace un director de orquesta?

Publicado: noviembre 9, 2015 Última Modificación noviembre 9, 2015 Por: adminmusica

Aunque nadie pone en tela de juicio la razón de existir de los músicos para conseguir un sonido orquestal exuberante, algunas personas consideran al director de la orquesta le persona más superflua de un concierto. El director es quien coordina la música del conjunto de la orquesta: tanto los alientos como las cuerdas y la percusión. El director asume la jefatura de la orquesta, en él convergen todos los hilos y es él quien decide cómo se interpreta una obra.

Dentro del marco de las indicaciones para la ejecución prescritas por el compositor, en cada obra existen diversas posibilidades de ejecución. El director debe tener una exacta idea de la obra que ha de interpretarse y ocuparse de su traducción por parte de la orquesta. Sacando punta a este argumento, podría incluso decirse que el director es el auténtico intérprete y ejecutor de un concierto sinfónico, de una ópera o de un oratorio. La aceptación de la que goza el director por parte de la orquesta está basada en que los directores son, en su mayoría, excelentes pianistas – la interpretación al piano es una de las disciplinas que son parte de la formación que conduce a la mayor parte de los directores de orquesta a la madurez necesaria para dirigir un concierto -, aunque también suelen saber tocar como solistas otros instrumentos, de forma que pueden hablar con los músicos de la orquesta en pie de igualdad.

Muchos directores de orquesta célebres son también egregios solistas de instrumentos que antes aparecieron sobre los escenarios como solistas. Ejemplos de ello son Daniel Barenboim, Claudio Abbado, Christoph Eschenbach y Leonard Bernstein y la directora María Alsop. Heinrich Schiff y Pierre Boulez, antes de asumir la dirección orquestal, habían adquirido ya celebridad mundial como chelista y compositor, respectivamente.

Continuará.

Fuente: Kreutzinger-Herr, A./Bönig,W., La música clásica: 100 preguntas fundamentales, Madrid, Alianza Editorial, 2010.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí