Shostakovich y Stalin: el arte a la sombra del terror

Agosto 2, 2016

La nueva novela del escritor inglés Julian Barnes, El ruido del tiempo, es un ejemplo particularmente desolador de las relaciones entre el arte y el poder, en este caso Shostakóvich y Stalin. Uno de los más grandes compositores del siglo XX adaptó su arte a la estética oficial, abjuró de amigos y maestros y se postró ante el dictador para sobrevivir en un periodo en el que sus conocidos caían como moscas. El salvó el pellejo y, ya muerto Stalin, acabó consagrado como uno de los grandes creadores soviéticos, pero por el camino dejó una parte de su alma, de su dignidad y de su ambición artística.

 

En esta breve novela, tan hermosa como terrible, Julian Barnes reconstruye la vida del músico – los recuerdos de su infancia y su convulsa vida íntima, las relaciones con sus esposas, sus amantes y su hija – pero sobre todo aborda las dolorosas decisiones que tuvo que tomar en unos momentos históricos sombríos, e indaga en el miedo y la culpa, en la dificultad de comportarse con honestidad en tiempos de barbarie, y en la d´fícil supervivencia del arte en esos años aciagos.

 

Los críticos ingleses han elogiado ampliamente esta novela, por ejemplo: “Profundamente conmovedora, una concisa obra maestra que rastrea la batalla durante toda una vida entre la conciencia y la obra de un hombre y las exigencias insoportables del totalitarismo” (Alex Preston, The Guardian).

 

Julian Barnes (1964), el multipremiado escritor inglés, es el autor de El loro de Flaubert, Metrolandia, Antes de conocernos, libros de relatos, memorias, y reflexiones sobre artes plásticas.

 

Julian Barnes, El ruido del tiempo, traducción de Jaime Zulaika,  Anagrama, México, 2016.
Fuente: Anagrama. De venta en Gandhi, El Sótano, etc

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí