Tritono

Enero 23, 2017

Intervalo de tres tonos enteros, es decir, intervalo de cuarta aumentada (do-fa#) o de quinta disminuida (do-sol b). A comienzos de la Edad Media el tritono no requería un tratamiento especial; aparece en algunas melodías de canto llano y, en los modos lidio e hipolidio, las cuatro primeras notas abarcan un intervalo de cuarta aumentada (fa-si). Al parecer, comenzó a tratarse como un intervalo peligroso cuando Guido d’Arezzo desarrolló su sistema de hexacordos y a raíz de la introducción del si b como nota diatónica; en esa misma época obtuvo su sobrenombre de “diabolus in musica (el diablo en la música, el intervalo del diablo). No obstante, como podemos inferir de la rima “mi contra fa / Diabolus est in musica” (lo que se prohibía era el sonido mi contra fa, simultáneos, no yuxtapuestos), el tritono sólo se consideraba intervalo peligroso cuando ocurría en sentido vertical o armónico; el tritono en sentido horizontal o melódico podía usarse con relativa libertad.

 

En el pensamiento armónico tradicional el tritono forma parte de los acordes de séptima disminuida y de séptima de dominante; el primero es importante porque debilita la tonalidad de un pasaje y ayuda a la modulación, mientras que el segundo sirve para reafirmar la tonalidad, sobre todo en las cadencias. Si bien la asociación entre el tritono y el Diablo ha seguido siendo una constante, principalmente en la ópera romántica (Hunding en el Anillo, Scarpia en Tosca), su presencia en las escalas de tonos enteros, octotónica y en otros modos usados por muchos compositores del siglo XX, desde Debussy hasta Stravinski, ha demostrado que en contextos específicos su presencia puede proporcionar un elemento de estabilidad deseado.

 

Fuente: Latham, Alison. Diccionario enciclopédico de la música. Fondo de Cultura Económica, 2008.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí