Rechifla sin precedente en Covent Garden

julio 9, 2015

Una producción de la ópera Guillermo Tell, de Rossini, en la Royal Opera House (ROH) de Londres, despertó una inusitada rechifla y protestas por la escenificación de la violación de una mujer por un grupo de soldados.

Una producción de la ópera Guillermo Tell, de Rossini, en la Royal Opera House (ROH) de Londres, despertó una inusitada rechifla y protestas por la escenificación de la violación de una mujer por un grupo de soldados. La acción de la ópera fue trasladada al conflicto de los Balcanes de los años noventa del siglo veinte por el director de escena Damiano Micheletto, quien se llevó la mayor rechifla del público. El crítico musical del Times, Richard Morrison, escribió que con esta “inexcusable” escena de cinco minutos, la función descendió de 4 estrellas a una sola. “Sobre-reacción? No, si uno tiene que ver a 20 hombres del coro arrastrar a una mujer, desnudarla y entonces tirarse encima de ella para violarla, explícitamente y al frente del escenario”. El crítico del Independent expresó su desagrado en una reseña que calificó a la producción con tres estrellas. “Algunos directores disfrutan de escandalizar al público pero Damiano Micheletto no esperaba esta reacción ante una detallada violación. Una rechifla unánime por parte del público estalló en la sala, ahogó a la música y detuvo la representación.

Quizás este director italiano tenga algo que decir sobre la violencia en Bosnia en los años noventa, pero la reacción visceral de 2,000 personas debe haberle motivado una reflexión sobre la pequeñez de una idea de tan mal gusto”. El crítico del Guardian escribió que la violación fue un acto de voyeurismo gratuito y totalmente innecesario.

La ROH emitió un comunicado en el que se disculpa por cualquier incomodidad causada por la escena. Pero más tarde, el director de la ROH comentó al Guardian que la sala no disculpa la escena que, por el contrario, tiene el objetivo de mostrar la prevalencia de las violaciones en tiempos de guerra: “Creo que es muy importante que seamos honestos sobre la violencia sexual – es un suceso trágico para las mujeres. Los artistas necesitan colocar el reflector sobre estos actos y hacer pensar a la gente en vez de quedarse callados y envolver a la guerra en un romanticismo falso.

“En el primer acto de Guillermo Tell hay una referencia a un hombre cuya hija ha sido víctima de un intento de violación por parte de los opresores. Está en la obra de Rossini y necesitamos sacarlo a la luz para que el público se de cuenta de que este no es un cuento de hadas sino una historia de las cosas reales y horribles que suceden a la gente”.

Esta producción será transmitida por la estación WQXR de Nueva York, el 8 de agosto y podrá verse en el otoño como parte de la serie ROH en Symphony Space.

Fuente: WQXR, de N.Y.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí