Richard Wagner – Discografía (Segunda parte)

Publicado: septiembre 1, 2013 Última Modificación octubre 5, 2014 Por: adminmusica

Una selección de las mejores grabaciones y filmaciones, en el bicentenario de su natalicio.

Tannhaüser (Decca)

Existen dos versiones de Tannhaüser y hoy día los directores prefieren la segunda, llamada Versión de París. Hay riqueza de inspiración y un desarrollo lírico que culmina en la gran escena en donde los peregrinos regresan de Roma con el báculo del Papa en flor, señal de que el “pecador” Tannhaüser ha sido perdonado antes de morir. Los momentos líricos son muy bellos y hay coros memorables. Tannhaüser es un rol castigador y al cual le huyen los tenores. René Kollo fue captado en su mejor momento y la voz nunca ha sonado mejor. Su timbre es grato y no presiona para dar un sonido fuera de su alcance. Trabaja muy bien con Solti, que dirige maravillosamente comunicando la gran experiencia y dándole movimiento al drama. La Filarmónica de Viena muestra su primacía en el mundo sinfónico con una contribución insuperable y ha sido grabada en forma superlativa. Helga Dernesch tiene el timbre y la personalidad ideal para Elisabeth y contrasta bien con la Venus de Christa Ludwig, otra de nuestras grandes favoritas. Victor Braun entona la gloriosa música de la estrella nocturna con fina fluidez sin perder el sentimiento que encierra esta música. Los coros son importantísimos y el grupo de la Opera Estatal de Viena está motivado por Solti, y lo mismo trasmiten los Niños Cantores de Viena en uno de los finales más emocionantes que hemos escuchado. Las otras versiones no se acercan a los logros de esta edición Decca. Hay que evitar el lanzamiento en CD Teldec bajo Barenboim, cuyas calificaciones como wagneriano no compartimos. Es aburrido y no entiende que hay pasión en cada una de las composiciones de Wagner. Sus interpretaciones son siempre glaciales.


Tristan und Isolde (CD DG)

Cuenta el escritor y humorista Victor Borge que cuando Wagner terminó el libretto de Tristán, se lo leyó en voz alta a su esposa, su amante, el marido de su amante, su futura amante, y el marido de su futura amante. Todos dijeron que les había gustado.
Nuevamente enfrentamos a Karl Böhm captado en vivo en Bayreuth en 1966. Su presencia y experiencia garantizan una lectura vital y dramática. La orquesta responde con una actuación sublime en donde no hay duda de que “Tristán no es una historia de amor, sino de pasión”. Inspirado por el encuentro con Mathilde Wesendonck, Wagner logra aquí una extraordinaria combinación de expresión poética, sensualidad, reacciones sin límite y ardiente lirismo. Después de su estreno, el mundo musical no volvió a ser el mismo. Birgit Nilsson fue la mejor Isolde de muchos años y la única capaz de satisfacer sus enormes exigencias. La voz es generosa, segura, brillante en el registro alto y capaz de atravesar a la orquesta con aparente facilidad. Su autoridad en Wagner fue grabada profusamente y aquí está en plenitud y con un director que no detiene la
línea melódica. Wolfgang Windgassen (Tristán) también dominó los papeles de tenor heroico de Wagner por muchas décadas. Su experiencia y seguridad en el repertorio dejó muchos testimonios distinguidos. Su emisión es lírica y musical, siempre dentro de las exigencias del personaje. Christa Ludwig y Martii Talvela contribuyen con excelentes actuaciones.
Recomendamos conocer la edición DG que dirige Carlos Kleiber con Margaret Price como la Isolde más fina y pura, muy diferente a los logros de Nilsson pero en su concepto igualmente válido.


Das Ring des Nibelungen (Decca)

Han pasado los años y la edición completa de Sir Georg Solti del Anillo sigue siendo la mejor cantada y la grabada, gracias en mucho al genio del productor John Culshaw. El Anillo con sus cuatro óperas (Das Rheingold, Die Walküre, Siegfried y Gotterdämmerung) es el proyecto musical más ambicioso y logrado de todos los tiempos. No hay nada que se le acerque. Wagner preparó argumentos fascinantes y una serie de exigencias en montaje e interpretación que a muchos artistas les ha costado la salud vocal. El Oro del Rhín se grabó en 1958, siendo la primera del ciclo Solti.. El sonido y la realización dramática continúan siendo sorprendentes y mágicos. Los cantantes son uniformemente excelentes encabezados por el autoritario Wotan de George London, el escurridizo Loge de Set Svanholm, un Mime malvado de Paul Kuen y el mejor Alberich imaginable, Gustav Neidlinger. Kirsten Flagstad fue seducida para salir del retiro y cantar Fricka con voz generosa aunque obvia madurez. Todo el que escuche los últimos 15 minutos de la edición Decca quedarán cautivados y de no ser así, deben correr al otorrino. La Valquiria lleva a Birgit Nilsson en la Brünhilde en dos ocasiones. Bajo Leinsdorf (RCA) está magnífica, captada joven y fogosa aunque expresiva y vulnerable. Jon Vickers es el excelente Siegmund y el incomparable George London un Wotan inolvidable. Su Despedida en el final nos produce “carne de gallina”, como debe de ser. Con Solti esta Valquiria cuenta con Nilsson, espléndida y todavía más vital, un estupendo Siegmund, James King, joven, viril y firme, la exquisita Sieglinde de Regine Crespin y un “pelo en la sopa”: el Wotan de Hans Hotter, de emisión sísmica y timbre desagradable. No nos explicamos cómo pudo suceder esto pero la mala impresión ha sido general. Siegfried vuelve a reunir a Windgassen y Nilsson con un Wanderer bien interpretado pero mal cantado por Hans Hotter, Joan Sutherland hace El Pájaro del Bosque, que le abre los ojos a Siegfried y lo hace muy bien. Las gloriosas partes orquestales están en las mejores manos y la Filarmónica de Viena muestra su primacía en este repertorio. La vitalidad del proyecto y la guía experta de Solti y Culshaw hicieron un milagro al lograr una versión no solo redonda musicalmente sino abiertamente espectacular. No hay que olvidar el magnífico Fafner del bajo Kurt Boehme, un dragón terrorífico. El final de la Tetralogía, El Ocaso de los Dioses fue realizado por este equipo en 1964 y las ideas atmosféricas e imaginativas de Culshaw se perciben mejor que nunca en su tratamiento en CD. Solti logra todos sus objetivos orquestales y vocales sin forzar a los elementos y dejando una enorme satisfacción de haber escuchado un gran acontecimiento. Nilsson y Windgassen estaban en magníficas condiciones vocales aunados a una obvia experiencia y conocimiento a fondo de sus personajes. Gottlob Frick es la encarnación del mal como Hagen, que
por fortuna muere en el momento final ahogado por las Doncellas del Rhín. Decca produjo una de las grandes grabaciones del siglo con su Anillo y ningún wagneriano debe dejar de conocer un testimonio que no ha sido superado a pesar de muchos intentos.

Philips ofrece un paquete económico del Festival de Bayreuth de 1967 bajo Karl Böhm cuyos tiempos vitales, con mucha adrenalina y emotividad son bienvenidos. Los elencos incluyen a Nilsson, Windgassen, Rysanek, King,, Stewart, Neidlinger y Talvela, entre otros. El sonido es sorprendentemente bueno y natural. Lo recomendamos como un complemento importante. No incluye librettos.

En DVD hay varias versiones que deben verse, la primera es la de Bayreuth dirigida por Pierre Boulez en una producción de Patrice Chereau .Nadie transmite los valores humanos como este director francés. Estuvo diez años en este recinto, abucheada al principio y aplaudida a rabiar en el final. Los cantantes son muy buenos, especialmente Peter Hoffman como Siegmund, Gwyneth Jones en la Brunhilde, Donald McIntyre, un Wotan soberbio y Jeannine Alymeyer como Sieglinde. La producción del Metropolitan Opera de Otto Schenk y Günther Schneider-Siemssen es la que más se acerca a las ideas originales de Wagner. Es mágica y la dirección de James Levine, aunque a veces lenta, logra un sonido orquestal fascinante. En el elenco están Hildegard Behrens, Jessye Norman, Christa Ludwig, Gary Lakes, James Morris y Kurt Moll, entre otros. La riqueza de los colores orquestales y el virtuosismo del la Orquesta del Met se captan muy bien en DVD. Nos gusta más este montaje que el más reciente de Robert LePage que reemplazó este logro. Está anunciado su lanzamiento próximo. Resumiendo: hemos procurado dejar algo para todos y lo más importante es que Wagner está más vivo que nunca porque cada mes hay más lanzamientos – algunos espantosos – de sus óperas. ¡Hay que pisar con cuidado!



Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí