Tchaikovsky y Carmen

Publicado: enero 25, 2017 Última Modificación enero 25, 2017 Por: adminmusica

La perenne popularidad de la ópera Carmen, de Georges Bizet (1838-1875), contrasta con el rechazo inicial en su estreno (marzo de 1875) de cierta crítica y público pero a partir de su reestreno meses después, con modificaciones importantes, en la Hofopera de Viena, “es elevada a los altares. A partir de entonces no ha habido ópera que haya merecido una fama mayor”, señala Jesús Trujillo Sevilla, autoridad en temas operísticos, y continúa: “Toda la experiencia del compositor en el ámbito teatral se condensa en una obra perfecta en el tratamiento vocal. Muchos segmentos de la partitura bizetiana forman parte ya del inconsciente colectivo: la obertura, los tres entreactos, las arias de Don José y Micaela, la canción del toreador, la habanera, la seguidilla, la canción gitana, los dúos, los coros….Es posible que ni La boheme ni La traviata posean tal cantidad de melodías del dominio público. Carmen es la cima de la ópera francesa y una de las obras maestras del teatro cantado de todos los tiempos”.  Bizet murió a los 37 años, pocos meses después de la presentación en Viena.  Entre sus colegas que admiraron esta ópera se encuentran Wagner y Tchaikovsky, quien elogia a Carmen en una de sus famosas cartas a su “amada amiga” y benefactora, Nadia von Meck:

“Para mí, en todos sentidos, se trata de una obra maestra, una de las pocas obras que algún día reflejarán vivamente el esfuerzo musical de toda una generación. … De principio a fin es encantadora y divertida. Encuentra uno asombrosas armonías y una combinación de sonido totalmente nueva pero éstas no existen aisladamente. Bizet es un artista que rinde tributo a la modernidad pero está imbuido de verdadera inspiración. Y qué maravilloso tema para una ópera. No puedo tocar la partitura, en particular el último acto sin llorar. Estoy convencido de que en unos diez años Carmen se habrá convertido en la ópera más popular del mundo. Pero nadie es profeta en su propia tierra; en París, Carmen no tuvo un éxito total. Y poco después del estreno, Bizet murió en plena juventud. Quién sabe, ¿quizás el fracaso de su ópera lo mató?”

Fuentes:  Jesús Trujillo Sevilla, Breve historia de la ópera, Alianza Editorial, Madrid, 2007. Catherine Drinker Bowen y Barbara von Meck, “Beloved Friend”, The Story of Tchaikovsky and Nadejda von Meck, Random House, New York, 1937.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí