Una hoja de Beethoven por 100mil dlls.

Publicado: enero 8, 2016 Última Modificación enero 6, 2016 Por: adminmusica

Una hoja de un cuaderno en el que Beethoven trabajó la partitura de Rey Esteban se ha vendido en subasta por $100 mil dólares. Fue hallada en una casa de Greenwich, Connecticut, Estados Unidos y adquirida el pasado mes de noviembre por un anticuario alemán. Un valuador profesional visitó el hogar de una mujer en la citada población donde encontró la hoja llena de anotaciones en alemán conservada bajo un vidrio. El valuador, apasionado de Beethoven, reconoció la escritura.

La autenticidad de la hoja fue confirmada por Carmelo Comberati, profesor del valuador y conocedor de manuscritos de Beethoven. Pudo deducir que el fragmento provenía de Rey Esteban, música incidental  escrita por Beethoven para una pieza de teatro. Tres agujeros al margen de la hoja coinciden con el cuaderno de trabajo. Comberati explica que Beethoven – a diferencia de la mayoría de compositores – guardaba todas sus notas: “Beethoven escribía sus ideas mientras que la mayoría de autores solo conservan el producto terminado. Yo encontré el cuaderno y pude cerciorarme que la hoja embonaba perfectamente”.

Rey Esteban es una obra menor de Beethoven y hoy solo la obertura se toca y con poca frecuencia. Fue escrita para una obra teatral de August Von Kotzebue para la inauguración del Teatro Húngaro de Pest; narra la historia del fundador de la Hungría moderna al final del siglo décimo-principios del once. Beethoven también compuso la música para otra obra de Von Kotzebue, Las ruinas de Atenas, mucho más conocida.

Con frecuencia salen a subasta manuscritos de Beethoven pero esta hoja se distingue por ser totalmente desconocida. Dato curioso: El manuscrito original de un solo movimiento de las últimas composiciones de Beethoven se vendió en una subasta de Sothebys en más de 2 millones de dólares en 2003. Se trata del scherzo del Cuarteto para cuerdas, Opus 127, adquirido por un particular anónimo que hizo la puja por teléfono.

Fuente: The Guardian, Londres.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí