Beethoven 250: Oberturas (II)

Hoy día tenemos algo olvidado o confundido el origen de las once oberturas de Beethoven y consideramos que casi todas ellas fueron creadas casi como música pura.

Por Música en México febrero 2, 2020 Última Modificación julio 30, 2020

Hoy día tenemos algo olvidado o confundido el origen de las once oberturas de Beethoven y consideramos que casi todas ellas fueron creadas casi como música pura, es decir, sólo para ser escuchadas en conciertos, como sucede actualmente. Casi la única excepción en la que el oyente asocia el preludio orquestal con el destino usual de una obra operística, lo constituye la serie de cuatro obras maestras que anteceden la única ópera de Beethoven: las tres Oberturas Leonora numeradas y con ese que fue el título inicial de la ópera, las cuales fueron siendo desechadas ante el fracaso de las primeras versiones de la misma; y Fidelio, que quedó como la obertura definitiva para la obra que, finalmente, adoptó ese título acompañando una mayor aceptación de la ópera y que no sería el único cambio, sino que Fidelio tuvo notables transformaciones en la última y también en la definitiva versión musical de Leonora.

Fidelio (Leonora no. 4) op. 72 

Así, además de las cuatro mencionadas arriba, las oberturas que fueron escritas por Beethoven para anteceder una obra escénica específica son para el ballet Las Creaturas de Prometeo y la obertura para el Coriolano de Heinrich von Collin y no para el de William Shakespeare, como muchos pensarían; claro, ambos dramas están basados en el mismo personaje y en cualquier caso, Beethoven describe a su Coriolano con una música fuerte pero sombría y con un final tranquilo y pesimista para describir el suicidio del protagonista; y aquellas oberturas que Beethoven hizo como parte de una música incidental completa o por una motivación casual, son El Rey Esteban y Las ruinas de Atenas, dos obras teatrales estrenadas la misma noche para la inauguración de un teatro alemán en el sector de Pest en la capital húngara – no en balde la primera obra ocurre en Hungría y la otra, claro, en Grecia, ambas con un tema “libertario” tan afín a Beethoven. 

Las Ruinas de Atenas op.113

El Rey Esteban op. 117

Una de las músicas más poderosas y emotivas es para la música incidental sobre Egmont, la gran obra de Goethe; y la Obertura para el onomástico, pensada para cualquier ocasión casual, y se tocó en algún cumpleaños del emperador Francisco I de Austria.

Egmont op. 84

Obertura para el onomástico op. 115

Tal vez la música incidental de Beethoven más asociada por los oyentes sea la de Las ruinas de Atenas por una razón elemental: la Marcha turca que se escucha en ella y que se convirtió en una obra de Beethoven de excepcional popularidad hasta nuestro tiempo. Utilizando la misma música de Las ruinas de Atenas, con el agregado de una nueva Obertura y de una pieza para soprano y coro, Beethoven creó La consagración de la casa ahora para la inauguración, en 1822, del Teatro Estatal Joseph (o Theater in der Josephstadt) de Viena.

La consagración de la casa op. 124

Fuente: Luis Pérez Pantoja para la OFUNAM

Música en México
Escrito por:

Música en México

Redacción. Música en México tiene la misión de promover la música clásica – y la música nueva – en México, y de dar a conocer una selección de las actividades musicales en el resto del mundo.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí