Homenaje a Pau Casals

Publicado: agosto 13, 2019 Última Modificación agosto 14, 2019 Por: Redacción
miércoles 14 Ago 2019 06:00 PM

Con este programa, Yorick-Alexander Abel rinde homenaje a la sobresaliente figura del violonchelo Pau Casals, quien, siendo catalán, ha pasado a la historia de la música sobre todo bajo el nombre español de Pablo Casals. Cuando murió en Puerto Rico en 1973, a la edad de 97 años, no sólo había popularizado el chelo como instrumento solista –también se había ganado el merecido respeto y el afecto mundial como embajador de la paz de la ONU y como enemigo intransigente de la dictadura de Franco en España, cuyo fin por desgracia ya no pudo conocer.
Pau Casals era hijo de padre catalán y  madre puertorriqueña y se asentó como exiliado en Puerto Rico después de la guerra. Yorick-Alexander Abel es hijo de padre alemán y madre cubana con ascendencia catalana, sus padres viven en México. Pero no solamente es el origen europeo-criollo que une a Abel con el legendario Casals, sino también la fe en la fuerza del mensaje espiritual y, naturalmente, como a todos los violonchelistas, el amor por la música de Johann Sebastian Bach, cuyas seis suites para chelo solamente fueron reconocidas como obra culminante de la literatura del violonchelo, únicamente después, de las aclamadas actuaciones y grabaciones de Casals.

“Homenaje a Pau Casals” es un viaje por los tiempos y estilos, con numerosos entrelazamientos. La primera suite para violonchelo solo de Bach se encuentra como tema central entre dos improvisaciones de Yorick-Alexander Abel dedicadas a Casals: iniciando con “Lampes de Sagesse” (Lámparas de la Sabiduría), estrenada en 2000 en Túnez y con  retazos de música oriental, y cerrando con las “Sagesse Amérindienne” (Sabiduría de los Indios), estrenada en 2010 en París y, como expresa el título, con referencia a la música indígena y quizás también al pasado precolombino de América. Estas improvisaciones surgieron durante la colaboración intensa con la comediante francesa de origen surinamés Danielle van Bercheycke,  se debe entender cómo  una remembranza, un conjuro de la magia del sonido y de la fuerza de la melodía. Christoph Schlüren ha escrito sobre Yorick-Alexander Abel:
Es un aristócrata de su instrumento, un músico en cuya interpretación se refleja su profunda añoranza espiritual por la trascendencia, el encanto, la fantasía, la naturalidad y el retiro meditativo, que envuelven  a los oyentes en un mundo interior ilimitado.”

El segundo eje del programa lo constituye la suite in ré menor para violonchelo solo de Enric Casals (1892-1986, en español Enríque Casals), quien, ya anciano, la compuso  en 1973 para rendir homenaje a su difunto hermano mayor Pau Casals. Sus cuatro movimientos se insertan en la tradición de las suites de Bach, aunque su cadencia es inequívocamente catalana y marcada por el siglo XX. En su versatilidad, esta suite combina gracia, elegancia, brío, honestidad y profundidad, y en la “Elegía”, llena de duelo, se expresa una melancolía tierna que emociona profundamente. Enric Casals era violinista, compositor y director de orquesta y había estudiado en Bruselas con Mathieu Crickboom,  alumno de Ysaÿe, y con el principal compositor belga Joseph Jongen, luego también estudió dirección de orquestra en Praga con Frantisek Suchy, alumno de Nikisch. Tras la emigración de su hermano a Francia se estableció en Cataluña, donde fundó el Instituto Pablo Casals. También apoyó a su hermano orquestando su principal composición, el oratorio “El Pesebre”, cuyos temas cita en la “Elegía” de su suite para violonchelo solo.

«Paduana“, compuesta justo después de la guerra en 1945 por el gran compositor franco-suizo Arthur Honegger, traslada la danza barroca “Pavane” al mundo contemporáneo. Fue concebida como el primer movimiento de una suite que nunca llegó a terminar; con su estilo solemne, forma parte de las composiciones más relevantes de la música de cámara de Honegger.

Este “Homenaje à Pau Casals” concluye con la famosa miniatura de Pau Casals “Cant dels Ocells” (Canto de los Pájaros), paráfrasis de una canción de Navidad catalana que se ha convertido en una de las pieza favoritas de los violonchelistas de todo el mundo. Se conoce como un “Himno a la paz” y es hoy en día considerada como el himno nacional secreto de los catalanes.


Miércoles 14 de Agosto de 2019, 18:00 hrs.

Sala Manuel M. Ponce –  Centro Cultural Jardín Borda
Av. José María Morelos #271, Centro, Cuernavaca, Morelos, CP 62000
Tels.: (777) 318 10 50

Evento GRATUITO

Av. José María Morelos #207 . Cuernavaca

Calendario

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí