La OJUEM interpreta piezas del romanticismo

Publicado: agosto 23, 2014 Última Modificación agosto 23, 2014 Por: Redacción
domingo 24 Ago 2014

La Orquesta Juvenil Universitaria Eduardo Mata de la UNAM estará bajo la batuta del director huésped Gustavo Rivero Weber, como parte de sus Conciertos de Verano. Interpretará el Concierto para violonchelo de Schumann, con el violonchelista Ildefonso Cedillo, el domingo 24 de agosto a las 18:00 horas en la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario.

 

La orquesta iniciará con el Concierto para violonchelo de Robert Schumann (1810-1856), quien compuso la obra en octubre de 1850, inspirado por el paisaje de Dusseldorf en el que se estableció con su esposa, para ocupar el puesto de director de la orquesta y coros locales. Fue estrenada hasta cuatro años después de la muerte del compositor, con Ludwig Ebert como solista. El Concierto para violonchelo fue sin duda escrito durante la etapa más feliz de Schumann, quien una y otra vez se sumía en la depresión. Finalmente esta locura dominó su vida y, tras un intento de suicidio en 1854, al aventarse al Río Rin, decidió internarse en un sanatorio privado en Endenich, donde finalmente falleció dos días después de una visita que le hizo su amada esposa, en 1856.

 

La Sinfonía no. 4 de Piotr Ilyich Tchaikovsky (1840-1893), que interpretará la OJUEM, se encuentra enmarcada en la trágica historia de amor del compositor ruso. A finales de la década de 1870 Tchaikovsky se encontraba abrumado por los rumores que circulaban sobre su homosexualidad, a manera de ahorrar la vergüenza a su familia y también por la búsqueda de una vida amorosa estable, el compositor recordó la carta de una joven admiradora suya, Antonina Miliukova, y aceptó la declaración de amor. Contrajeron matrimonio en julio de 1877 y, pocos días después, el mismo autor declararía que su esposa era repugnante. La desastrosa relación que casi lleva al suicidio a Tchaikovsky reforzó en el autor la idea de que la vida estaba gobernada por una fuerza inevitable, tema recurrente en sus obras a partir de este momento. La Sinfonía no. 4 de Tchaikovsky fue la primera de las denominadas sinfonías del destino, y está dedicada a su mecenas Nadiezhda von Meck. El estreno se realizó en Moscú en febrero de 1878, bajo la dirección de Nikolai Rubinstein.

 

Sála Nezahualcóyotl, Centro Cultural Universitario, UNAM, Insurgentes Sur #3000. Ciudad de México.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí