Las bodas de Fígaro de Wolfgang Amadeus Mozart

Publicado: julio 15, 2019 Última Modificación julio 15, 2019 Por: Música en México
Royal Opera House


Figaro – Christian Gerhaher
Susanna – Joélle Harvey
Conde Almaviva – Simon Keenlyside
Condesa Almaviva – Julia Kleiter
Cherubino – Kangmin Justin Kim
Bartolo – Maurizio Muraro
Marcellina – Diana Montague
Don Basilio – Jean-Paul Fouchécourt
Antonio – Jeremy White
Don Curzio – Alasdair Eliott
Barbarina – Yaritza Véliz
1a. dama de honor – Rebecca Hardwick
2a dama de honor – Angharad Rowlands

Orquesta y Coro de la Royal Opera House

Música – Wolfgang Amadeus Mozart
Texto – Lorenzo da Ponte
Conductor – John Eliot Gardiner
Director – David McVicar
Diseñador – Tanya McCallin
Iluminación – Paule Constable
Dir. de Movimiento – Leah Hausman
Dir. de coro – William Spaulding

5 cosas que hay que saber sobre Las bodas de Fígaro

1. Colaboración inspirada

Mozart llegó a Viena en 1782 con la intención de escribir una ópera para el Teatro Singspiel de José II. Sin embargo, José II disolvió este grupo y estableció una nueva compañía de ópera italiana en 1783. Ansioso por escribir una ópera buffa, Mozart finalmente logró colaborar con Lorenzo da Ponte, libretista oficial de la compañía de ópera de José II. Su primer encargo, Las bodas de Fígaro, se estrenó en el Teatro de la Corte de Viena el 1 de mayo de 1786.

2. Drama revolucionario

Da Ponte basó el libreto de Las bodas de Fígaro en la obra La Folle Journée, ou le Mariage de Figaro, del dramaturgo y diplomático francés Pierre-Augustin Caron de Beaumarchais. La obra fue considerada escandalosa, en gran parte por el monólogo de Fígaro del quinto acto, en el que critica a la aristocracia, y fue prohibida en Viena. Da Ponte afirmó que sólo debido a su poder de persuasión, José II permitió que su ópera y la de Mozart siguieran adelante.

3. Ensambles vocales

La complejidad de los ensambles vocales en Las bodas de Fígaro ha sido particularmente documentada; inusual para la época, estas combinaciones llevan la acción del drama incluso hasta los recitativos. Ejemplos particularmente complejos incluyen el final del Acto II (un vasto conjunto en el que entran más y más personajes y el drama se vuelve cada vez más complicado) y el sexteto del Acto III, en el que Fígaro descubre la identidad de sus padres.

4. La voluntad de Fígaro

La elegante producción de David McVicar, ambientada en 1830, ubica la ópera de Mozart en el contexto de la Europa revolucionaria, cuando muchos conflictos entre clases aún no estaban resueltos. Desde el Festival de Hambach en Alemania hasta la Revolución de julio en Francia y España, donde la Inquisición estaba a punto de ser abolida, la gente de todo el continente estaba deseando vivir bajo democracias más liberales que castigaran a los poderosos por sus acciones contra el pueblo. En este espíritu, el Fígaro de McVicar es un hombre astuto e inteligente, decidido a superar el yugo de la aristocracia.

5. Elenco estelar

La atractiva producción de McVicar ha servido bien a la Royal Opera House desde su estreno en 2006. En su sexta versión, John Eliot Gardiner dirige posiblemente al elenco más interesante y destacado hasta el momento. El barítono británico Simon Keenlyside, famoso por actuar a sus personajes tan bien como los canta, interpreta al Conde Almaviva junto a uno de los cantantes de lieders más célebres del mundo, el barítono alemán Christian Gerhaher, quien hace su debut en el papel de Fígaro. La joven soprano estadounidense Joélle Harvey canta «la Susanna más deliciosamente fluida» según el Financial Times en su reseña de 5 estrellas, mientras que el contratenador coreano-estadounidense Kangmin Justin, también conocido como «Kimchilia Bartoli», rompe el molde al convertirse en el primer hombre que interpreta a Cherubino en la larga historia de la compañía.

Fuente: Opera Vision

Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí