Estoy trabajando en la Vida de Sócrates. Platón es un colaborador perfecto, muy fácil de llevar y nunca una molestia. ¡Algo con lo que uno sueña!

Erik Satie.