Como músico, les digo que si se acabara el adulterio, el fanatismo, el crimen, la maldad, lo sobrenatural, no quedarían motivos para escribir una sola nota.

Georges BIzet