Cuando estuve en el orfanatorio toqué toda la música clásica, eso te llega al alma: Liszt, Bach, Rajmaninov, y Haydn.

 

Louis Armstrong (1901-1971)