¿Qué es un oratorio? 1a. parte.

Publicado: marzo 11, 2015 Última Modificación marzo 11, 2015 Por: adminmusica

Por oratorio se entiende, en general, una obra que llena todo un programa de concierto, normalmente de índole sacra, para solistas, coro y orquesta, y que se ejecuta de manera no escénica es decir, concertante.

Uno de los testimonios más tempranos que se han conservado es la “Representación del alma y el cuerpo” de 1600, de Cavalieri, son recitativos, coros y danzas, es decir, con los recursos estilísticos de la nueva ópera (era una “ópera sacra”); este paralelismo es típico de la historia del género: una y otra vez las influencias de la ópera influían, asimismo, sobre el oratorio.

La figura central del oratorio es la del narrador, quien por medio de recitativos (tenor, con bajo continuo) expone el texto bíblico o la acción como hilo conductor para los diversos números musicales. Los temas provienen del Antiguo Testamento, a veces también del Nuevo o de las leyendas de los santos. Las partes literarias de composición nueva se adjudican a los solistas o al coro.

La escuela napolitana, con Antonio Scarlatti (1660-1725), siguiendo el modelo operístico, introduce en el oratorio el recitativo “secco”, el recitativo “accompagnato” y el “aria-da-capo”. La culminación de este desarrollo lo constituyen los oratorios de Händel en Londres, por primera vez en idioma inglés.: Esther (1732), El Mesías (1742), Judas Macabeo (1746) y muchos otros. El oratorio de Händel combina, en mezcla barroca, el espíritu mundano y una gran dignidad con la intimidad y el pathos.

En Alemania, en el s.XVII, Schütz escribió sus “Historias” (de la Resurrección, de la Navidad), semejantes a oratorios. En el s.XVIII la palabra bíblica se versificó a veces, añadiéndose canciones, arias y coros.

El Oratorio de Navidad, de J.S.Bach (1733/34) se sale de este marco. Es un ciclo de 6 cantatas; el texto bíblico se alterna con versos libres en coros, accompagnati y coros.

En el Clacisismo y en el siglo XIX, se produce un cambio en el oratorio que se incia con La Creación (1797) y Las Estaciones (1801) de Haydn. Continuará.

Fuente: Ulrich Michels, Atlas de música, 1., Madrid, Alianza Editorial, 1982


Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí