Variaciones para piano op. 34 y op. 35 “Eroica”

El 18 de octubre de 1802, apenas quince días después de haber escrito el famoso “Testamento de Heiligenstadt”, en el que confesó que su sordera lo había llevado al borde del suicidio.

Por Música en México septiembre 6, 2020 Última Modificación septiembre 6, 2020

Variaciones para piano en fa mayor, op. 34 

Svetlana Andreeva, piano

El 18 de octubre de 1802, apenas quince días después de haber escrito el famoso “Testamento de Heiligenstadt”, en el que confesó que su sordera lo había llevado al borde del suicidio, Beethoven escribió a las editoriales Breitkopf & Härtel ofreciéndoles dos conjuntos de nuevas variaciones que eran, les aseguró, muy diferentes a cualquiera que hubiera compuesto antes. Ambas, afirmó, fueron escritas “en un estilo bastante nuevo y cada tema se trata de una manera completamente original.”

La insistencia de Beethoven en el valor de novedad de los dos conjuntos de variaciones no fue una simple estrategia para vender: ambas piezas muestran una determinación deliberada de ser originales desde el principio. En la serie del op. 34 arroja la mayoría de los principios básicos de la escritura de “tema y variación” por la ventana: en lugar de mantener el mismo tono y tempo para las variaciones sucesivas, que es el procedimiento normal en obras de esta forma, Beethoven presenta una serie de momentos, cada uno de los cuales se desarrolla en un tono, compás y tempo diferentes.

El plan general de las variaciones op. 34 es muy esquemático, las tonalidades describen un círculo descendente de terceras, desde el tema de fa mayor. La última tiene una coda en miniatura que prepara el regreso de la tonalidad de inicio para la variación final, antes de que la obra llegue a su fin con una repetición intrincadamente ornamentada y más lenta que el tema en sí mismo.

Mientras que la primera variación es un Adagio del tipo que podríamos haber esperado escuchar solo hacia el final de un conjunto de variaciones, la variación #2 presenta el tipo de transformación rítmica tradicionalmente invocada para la coda de una obra de ese tipo. La tercera variación, con su movimiento de corcheas que fluye suavemente, presenta un fuerte contraste con el ritmo agudamente articulado de su predecesora; mientras que la variación #4 es un elegante minueto. La variación #5 es una marcha fúnebre en do menor, completa con explosivos arrebatos de estilo orquestal, un indicio, quizás, de que la Sinfonía “Heroica” estaba en el horizonte; mientras que la variación final transforma el tema en una melodía bondadosa de simplicidad folclórica. La repetición a gran escala del tema que sigue alcanza un clímax con un sabor de cadencia, antes de que nos encontremos con la más simple de las conclusiones.

Misha Donat para para Hyperion Records

Variaciones y fuga para piano sobre un tema original, “Heroica” op. 35

Evgeny Kissin, piano

El tema de las 15 Variaciones y fuga, op. 35, es bien conocido como el tema del final de la Sinfonía “Heroica”. Beethoven, sin embargo, ya lo había usado en sus primeros años como el primero de una serie de contradanzas, y luego en el final de su ballet Las criaturas de Prometeo.

Las variaciones “Heroica” son su conjunto más orientado a la bravura. La obra abre con una llamada de atención, con un acorde masivo de mi bemol mayor. Luego Beethoven comienza únicamente con el bajo del tema (tal como lo hace en la sinfonía), que sin embargo tiene mucha vida propia. Siguen tres variaciones en el bajo, y en cada una agrega una voz hasta llegar a cuatro. Entonces escuchamos el tema “real”, que debería recordarnos inmediatamente sus orígenes de la danza. Las quince variaciones siguientes deleitan con su fantasía compositiva y pianística. Hay muchos cruces de manos y muchos saltos, y el estado de ánimo en general, al menos hasta que llegamos a la misteriosa variación #14 en modo menor, es alegre. O como dijo una vez el crítico y musicólogo Michael Steinberg: “¡Es Beethoven en un lunes festivo de primavera!”

La decimoquinta variación proporciona un movimiento lento ricamente adornado, que nos lleva a través de una transición retumbante a una fuga enérgica y de muy difícil ejecución. La coda, marcada como Andante con moto, recupera el tema en su forma más reconocible hasta ahora, y la pieza termina con las primeras cuatro notas del tema condensadas en valores de notas cada vez más cortos. ¡Uno puede imaginarse con qué gusto las habría tocado el propio Beethoven!

Fuente: Angela Hewitt para Hyperion Records

Música en México
Escrito por:

Música en México

Redacción. Música en México tiene la misión de promover la música clásica – y la música nueva – en México, y de dar a conocer una selección de las actividades musicales en el resto del mundo.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí