André Previn, in memoriam

Publicado: marzo 4, 2019 Última Modificación marzo 4, 2019 Por: adminmusica

André Previn, compositor y director de orquesta, ganador de cuatro premios Oscar, falleció en Nueva York a los 89 años de edad, según confirmó al diario The New York Times su representante, Linda Petrikova. Previn murió en su residencia de Manhattan a primera hora de este jueves, aunque no se ha explicado la causa exacta.

El compositor trabajó en docenas de películas, y por su labor mereció la estatuilla de Hollywood por Gigi (1958), Porgy y Bess (1959), Irma la dulce (1963) y My Fair Lady(1964). Además, mantiene el récord de haber recibido el mayor número de nominaciones a los Oscar en un año, cuando en 1961 se destacó su trabajo musical en El fuego y la palabra y Suena el teléfono, y su canción Faraway Part of Town de la comedia Pepe. En total fue 11 veces candidato al Oscar -la última por su trabajo en Jesucristo Superstar– y grabó más de 500 álbumes.

Nacido el 6 de abril de 1929 en Berlín, con el nombre de Andreas Ludwig Priwin, Previn ingresó en el Conservatorio de Berlín a los 6 años de edad, después de que sus padres descubrieran su talento. Estudió un año en París en 1938, cuando su familia huyó del régimen nazi, tras lo que se trasladaron a Los Ángeles (EE UU) en 1939, ya que allí residía su tío abuelo Charles Previn, director musical en Universal Studios. El padre de André Previn, abogado y juez en Alemania, trabajó en EE UU como profesor de piano -no dominaba el inglés-, y su hijo se espabiló para ayudar a la familia. Se convirtieron en ciudadanos estadounidenses en 1943. Previn empezó en MGM, en 1946, cuando un ejecutivo de la major se dio cuenta de su capacidad musical al oír sus arreglos en una radio local.  Durante años -su nombre aparece por primera vez en Corrientes ocultas (1946), de Vincente Minelli- trabajó en el departamento musical de la Metro-Goldwyn-Mayer, que dirigía Arthur Freed. Para el cine grabó o adaptó música en medio centenar de bandas sonoras para películas como Los cuatro jinetes del Apocalipsis, Gigi, Conspiración de silencio, Siempre hace buen tiempo y un puñado de las obras maestras de Billy Wilder.

Pese a su lucrativa carrera profesional en Hollywood, el músico decidió en los años sesenta abandonar el estudio, y volcarse en su pasión por el jazz, el piano y la música clásica, lo que le llevó a dirigir la Orquesta Sinfónica de Houston en 1967 y, al año siguiente, la Orquesta Sinfónica de Londres, una institución que dijo en un comunicado estar «profundamente entristecidos» por su muerte. “André Previn es una parte inmensamente importante de la Orquesta Sinfónica de Londres», dijo su directora, Kathryn McDowell, que destacó su capacidad de llegar a nuevos sectores del público a través de la televisión. Según Previn, en la MGM sabía que tenía trabajo y que cobraría, aunque nunca podria desarrollar su ambición musical. El eclecticismo de Previn le llevó a que fuera descrito como uno de los mejores y más completos músicos del siglo XX, y a actuar junto a estrellas del jazz como Ella Fitzgerald, además de componer musicales, piezas de orquesta, dos óperas y varios conciertos para su quinta y última esposa, la violinista Anne-Sophie Mutter. Grabó con artistas como Shorty Roberts, Russ Freeman, Benny Carter, Dinah Shore o Doris Day.

Ese talento para todo tipo de músicas de Previn queda claro en los diez Grammy que ganó: cinco por grabaciones de música clásica, dos por jazz, dos por bandas sonoras y un último por un disco, Like Young, con canciones que contenían en sus títulos las palabras young o youth. Previn también compuso dos óperas: Un tranvía llamado deseo (1995), representada en Guadalajara y Ciudad de México,  y Breve encuentro (2009). Fue además candidato a un Tony y a seis Grammy.

Fuente: El País

Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí