Egusquiza y el Parsifal de Wagner

Publicado: enero 12, 2014 Última Modificación enero 12, 2014 Por: adminmusica

El Museo del Prado, de Madrid, se unió al segundo centenario del nacimiento de Richard Wagner. Expuso en una sala dedicada habitualmente a obras singulares de las colecciones del siglo XIX un notable conjunto de pinturas, dibujos, estampas y una escultura realizados por el pintor cántabro Rogelio de Egusquiza (1845-1915) – rendido admirador del músico de Leipzig – inspirados por su última ópera, Parsifal.

Egusquiza era ya un artista de larga trayectoria cuando en septiembre de 1879 conoció personalmente a Wagner, al que admiraba y seguía, y fue el único artista español que mantuvo una relación directa, aunque esporádica y respetuosa, con el compositor. Obsesionado por el universo artístico de Wagner, Egusquiza alcanzaría su mayor consagración como pintor con la exaltación de la última gran ópera wagneriana, a cuyo estreno mundial acudiría en 1882. Muchos años después, en 1902 y 1914, realizaría sendas donaciones al Museo de Arte Moderno de estas obras, con la intención de mantener unida lo que consideró su creación más sobresaliente. Se muestra ahora este conjunto en el Museo del Prado, casi un siglo después de que su autor se desprendiera graciosamente de él.

El conjunto constituye una visión extraordinariamente singular y sorprendente, del extremado misticismo heroico que define el universo wagneriano, que se convirtió en uno de los ejemplos últimos y más interesantes del simbolismo europeo.
Museo del Prado, Madrid.


Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí