Juana de Arco en la hoguera

Publicado: agosto 21, 2018 Última Modificación agosto 22, 2018 Por: adminmusica

La figura de Juana de Arco, la humilde campesina y heroína francesa que escuchaba voces y combatía a ejércitos ingleses durante la Guerra de los cien años, ha sido plasmada en innumerables pinturas y esculturas, piezas de teatro, películas y obras musicales incluyendo óperas de Verdi y Chaikovski, una composición coral de Leonard Bernstein y el oratorio Juana de Arco en la hoguera de Arthur Honegger (1892-1955).

La discutida y compleja figura de Juana de Arco (1412-1431, canonizada en 1920) ha sido aprovechada y transformada por diferentes grupos políticos y artistas de todos los colores y tendencias a lo largo del tiempo: Romanticismo (Dante Gabriel Rossetti); socialismo (Bertolt Brecht); objeto de burla (Voltaire). También ha sido feminizada de forma extrema y muy alejada de la joven virginal que se negaba a portar ropa de mujer. En Francia es, ante todo, un símbolo nacional y, como tal, también objeto de usos y fines múltiples.

El libreto de este oratorio es creación de Paul Claudel (1868-1955), poeta, dramaturgo y diplomático francés y católico ferviente. La Juana de Claudel es una adolescente ingenua, casi infantil, que – ya fallecida – narra su historia a través de una serie de escenas remembradas. El fraile Dominico, su confesor, lee pasajes de su vida, partiendo de su juicio y momentos finales en la hoguera y concluyendo con su infancia pastoral. Las escenas alternan entre el juicio grotesco que la condena, sus recuerdos del paisaje de su nativa Lorena y sus conmovedoras palabras ante la muerte.

La partitura de Honegger combina elementos de música barroca, canto llano, pop y jazz, y está escrita para cantantes solistas, coros de adultos y de niños,  un gran conjunto orquestal que incluye piano, saxofón y las sugerentes ondas Martenot; y, en algunas producciones, un ensamble dancístico. Para algunos críticos, la monumentalidad del oratorio es difícil de manejar por la diversidad de elementos que la conforman y para otros en eso radica su singularidad.

Honegger formó parte del grupo de compositores Les Six (Los seis) en los años veinte, pero sus simpatías musicales se inclinaron más hacia la tradición germana que la francesa.

Honegger expresó en cierta ocasión: “Yo asigno una gran importancia a la arquitectura musical y nunca la sacrificaría por razones literarias o pictóricas. Mi modelo es Bach”. El catálogo de Honegger es extenso e incluye conciertos, cinco sinfonías, música de cámara, óperas, y la famosa obra orquestal Pacific 231, inspirada por su afición a las locomotoras.

Su Sinfonía no. 3, Litúrgica,  fue revivida con entusiasmo por Herbert von Karajan y la Filarmónica de Berlín, después de que la música de Honegger había caído de gracia por su tolerancia hacia los Nazis – Honegger era ciudadano suizo, aunque vivió la mayor parte de su vida en Francia. Fue expulsado del movimiento de la Resistencia pero continuó viviendo en París.

La música que más ha trascendido de este autor es la de inspiración dramática: las óperas Judith y Antígona y el oratorio Juana de Arco en la hoguera.

El estreno de Juana de Arco en la hoguera tuvo lugar en Basilea, Suiza, en 1938, con la actriz Ida Rubinstein en el papel de Juana; tanto Honegger como Claudel la habían tenido en mente como la intérprete ideal. Este papel protagónico ha sido interpretado en escena por muchas actrices famosas como Ingrid Bergman y Marion Cotillard. En su estreno en México hace décadas por la Orquesta Sinfónica Nacional, María Douglas hizo el papel de Juana.

Por lo general, se acostumbra presentar a Juana como una joven idealista que se convierte en símbolo de fuerza, esperanza y resistencia pero también en un peón de fuerzas políticas y militares. En el oratorio, Juana pregunta al fraile Dominico: “¿Y cómo es que todo esto me ha pasado a mí?” Y él fraile le contesta: “Fue un juego de naipes que decidió tu destino”.

La Orquesta Filarmónica de la UNAM presentará Juana de Arco en la hoguera, en un concierto extraordinario fuera de temporada, el sábado 8 (20:00) y el domingo 9 de septiembre (12:00), en la Sala Nezahualcóyotl.

 

Fuentes: Vivien Schweitzer, en NYTimes, Francisco Ramos, La música del siglo XX, Madrid, Turner, 2013.

Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí