Mirella Freni, addio…

Murió Mirella Freni: cuando, por la tarde de este domingo, la noticia de la muerte de la soprano italiana comenzó a viajar rápidamente entre blogs […]

Por Música en México febrero 10, 2020 Última Modificación febrero 10, 2020

Murió Mirella Freni: cuando, por la tarde de este domingo, la noticia de la muerte de la soprano italiana comenzó a viajar rápidamente entre blogs y redes sociales un común sentido de soledad fue surgiendo entre melómanos y simples aficionados a la ópera de medio mundo, como si con ella no se hubiera ido solo una voz sino también toda una época, gloriosa y ya lejana. Sabemos que la retórica de los aficionados a la ópera puede ser a menudo poco objetiva y muy redundante, pero, la verdad, frente a esta noticia es difícil hoy afirmar lo contrario: con Mirella Freni se va una de las grandes voces del siglo pasado, pero también un capítulo de la historia de la ópera, un capítulo que ella supo personificar como pocas otras cantantes de su generación

SUS TRIUNFOS…

Mirella Freni representó, junto a Joan Sutherland, Montserrat Caballé y Beverly Sills, la nueva generación de sopranos que fue surgiendo a partir de los años 60’ cuando la estrella de María Callas comenzaba, poco a poco, a desaparecer. Su debut fue en 1955 a los veinte años de edad (había nacido en 1935) en su ciudad natal, Modena, con el papel Micaela en Carmen de Bizet, a partir del cual inició una carrera extraordinaria alrededor del mundo. Como podrán imaginar, es imposible resumir los detalles de su trayectoria artística y mencionar los teatros, los directores, los colegas y las disqueras que la acompañaron desde 1962, año de su debut en la Scala con Falstaff, hasta 2005 cuando cerró su carrera en Washington. Nos limitaremos a recordar solamente algunos de ellos, a partir de Luciano Pavarotti con quien compartió el cariño de una sincera amistad y el placer del escenario en distintas óperas, desde Verdi hasta Puccini. No podemos tampoco olvidar al Teatro alla Scala de Milán, donde dejó sus huellas más profundas como artista y, luego, como profesora de canto en su Accademia. Pero la lista no sería completa si no mencionáramos también a directores como Herbert von Karajan quien la quiso como soprano principal para las grabaciones DECCA – hoy referencia – de Puccini (Bohéme, Madama Butterfly), y Claudio Abbado, memorable guía en distintas óperas de Verdi. 

… Y SU VOZ 

El terreno en que Mirella Freni se movió a lo largo de su trayectoria es lo que se conoce como soprano lírico-dramático, es decir – teniendo siempre mucho cuidado con estas etiquetas –, con un repertorio que abarcaba desde la trilogía Mozart – Da Ponte hasta el siglo XX, pasando por cierto repertorio belcantistico italiano de Bellini y Donizetti. Pero dos fueron los compositores que definieron más profundamente su identidad y su trayectoria: Giuseppe Verdi y Giacomo Puccini. A ellos y a sus extraordinario personajes femeninos Freni se acercó siempre con un gran inteligencia teatral y sensibilidad vocal. Fuera Elvira en Ernani, Amelia en Simone Boccanegra, Elisabetta di Valois en Don Carlo, Desdemona en Otello o Mimí en La Bohéme, Cio-Cio San en Madama Butterfly o incluso Tosca, su voz entregó siempre un canto pleno y redondo, penetrante en el sonido y atento a los matices de la línea musical. Libre de gustos protagónicos y excesos expresivos, Mirella Freni ofrecía una voz impecable y austera, a veces poco expresiva y algo monótona, pero nunca equivocada. Fue, de hecho, una de las pocas divas que nunca sufrió oposiciones por parte de los melómanos, como pasaba con Caballé o Tebaldi: Freni podía aburrir un poco, pero nunca dejaba de gustar, de cautivar un poco de atención del público con un canto en donde todo, desde la voz hasta la gestualidad, estaba en donde tenía que estar. 

Pues sí, no lo podemos negar, Mirella Freni deja un gran vacío en el mundo de la ópera. A pesar de su silencio, se agradecía su presencia, su capacidad de comentar sobre el presente y guiar a las nuevas generaciones hacia futuros más sólidos. Frente a estas noticias muchos dirán que la ópera poco a poco se está muriendo, que va a desaparecer, que las voces de hoy no son lo que eran hace décadas, que la forma en la que se vive la ópera en nuestros tiempos es irrespetuosa y demasiado comercial ¿Será cierto? Lo que si podemos decir es que como Mirella Freni no habrá nadie; que su forma de vivir la ópera con respeto, constancia y sensibilidad es algo que hoy suele ser cada vez menos común; que su manera de ser diva, discreta y fina, prudente y elegante, transportó al mundo de la ópera a otra época; que sus grabaciones seguirán siendo un modelo para cantantes, estudiantes y apasionados. Podemos imaginar, finalmente, que la ópera mañana será distinta, estará un poco más sola, quizás desorientada. Pero nos queda su herencia: no hay que olvidarla. Ciao, Mirella. 

Música en México
Escrito por:

Música en México

Redacción. Música en México tiene la misión de promover la música clásica – y la música nueva – en México, y de dar a conocer una selección de las actividades musicales en el resto del mundo.

Comentarios

Escucha música clásica en línea aquí