Misa en tiempo de guerra, en San Ildefonso

Publicado: junio 22, 2015 Última Modificación junio 22, 2015 Por: adminmusica

El sábado 4 de julio, a las 13:30, el Coro Promúsica interpretará una de las obras cumbre de Franz Joseph Haydn (1732-1809): la Misa en tiempos de guerra (Missa in tempore Belli). Dirige Samuel Pascoe. Anfiteatro Bolívar, Antiguo Colegio de San Ildefonso, Justo Sierra 16, Centro Histórico.

Las seis grandes misas compuestas entre 1796 y 1802, fueron escritas para el último de los cuatro príncipes Esterházy a quienes Haydn sirvió en el transcurso de su vida. Para este mismo príncipe, Beethoven escribió durante 1806-07 su gran Misa en do mayor, Op.86. Las obligaciones de Haydn consistían principalmente en permitir que el príncipe lo exhibiera como su distinguido músico de cabecera, en distintas ceremonias. Después de todo, Haydn era el músico vivo más aclamado de su época. Este arreglo le permitía a Haydn trabajar libremente, no solo en estas misas pero en proyectos tales como el oratorio La creación.

Durante el siglo XVIII, tuvieron mucho impacto sobre la música religiosa las formas y estilos desarrollados y asociados con la música de concierto, la ópera y hasta las formas informales de la música que prevalecía en la sociedad (danzas y divertimentos). En el caso de Haydn, encontramos un hombre poseedor de una de las mentes más independientes y experimentales del siglo. Cuando escribió estas misas, fue después de una vida como sinfonista. La misa sinfónica no es invención suya pero a nadie sorprenderá encontrar en estas obras enormes estructuras sinfónicas y, al igual que en sus sinfonías, se pueden identificar elementos de la ópera, concierto y serenata que Haydn incorporó casi casualmente.

La Missa in tempore belli fue compuesta en 1796. Napoleón se encontraba entonces moviéndose de Italia hacia Viena, y en la frase dona nobis pacem (danos la paz) al concluir la obra, las trompetas y los timbales subrayan el significado obvio que Haydn quiso dar. La relevancia de este pasaje sobre el análogo en la Missa Solemnis de Beethoven, ha sido señalado por casi todos los escritores que tratan de estas obras aunque el tratamiento de Beethoven es más abrumadoramente dramático por su ferocidad y angustia; Haydn es más tranquilo y quizá más profundamente paciente.

Fuente: Abraham Veinus, sello Vanguard.

Boletos: donativo $300.00, en venta en la taquilla del recinto, de miércoles a domingo, de 10:00 a 17:00, y el día del concierto de 10:00 a 12:00. Tel. 5702 6378, 5795 5922.

Comentarios

Suscríbete y recibe lo mejor de Música en México

Escucha música clásica en línea aquí